Lambretta V-Special125: ¡Y tan especial!

Comentarios
0

Pensada para quien quiere destacarse sobre la multitud de escúteres 125 que plagan actualmente las grandes ciudades, la Lambretta 125 se postula como una opción ideal que no sólo ofrece estilo con su estética neoretro y su sofisticado tono gris mate (aunque a nuestro juicio le sientan mejor los rojos o blancos que remiten más aún a la original), sino también un precio competitivo respecto a otras rivales de su segmento.

La sofisticación es rematada por unos bonitos cromados y el derroche de logotipos “Lambretta” que lucen por todos sus rincones, sin llegar a resultar cargante, al más puro estilo de las marcas de lujo de automoción. Realmente le da un acabado increíble, y sólo si somos muy exigentes encontraremos pequeñas mellas en los acabados que no desmerecen ni empañan el conjunto de una moto que reverdece el espíritu del modelo original mejorando claramente los anteriores intentos de corte más modesto que pudimos ver en el mercado hace algunos años.

La parte ciclo es noble y sorprendente para ser un escúter de rueda baja. Es ágil entre el tráfico urbano y se comporta bien en circunvalaciones, pero más allá de los 100 Km/h no transmite confianza. La posición de pilotaje es ideal para personas de estatura media, pero los puños quizá son demasiado gruesos para el perfil de cliente al que se orienta, mayoritariamente femenino. Asiento pequeño para dos personas pero confortable, no así los estribos traseros, demasiado adelantados y cerrados.

En definitiva, escúter genial para desplazarse en solitario por la ciudad, con mucho estilo y encanto mientras realizamos gestiones o visitas, acorde con el nervioso ritmo de vida de las grandes metropolis. Al mismo tiempo, es una dignísima reinterpretación del mítico escúter italiano, capaz de satisfacer incluso a los más “mods” de la ciudad.

 

Publicidad
Birh 2018

COMENTARIOS
0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*