LA PRIMAVERA, LA MOTO ALTERA

Comentarios
0

Bueno, bueno, bueno… ¡Cómo está el año! El invierno ha sido recio pero por fin ya estamos en marzo, ya es primavera, ya empieza el buen tiempo… ¡Y ya es tiempo de que las motos vuelvan a la carretera de nuevo!

Ahora podríamos hacer la reflexión que hacemos cada año sobre la estacionalidad del mercado de la moto, que ahora empieza lo bueno, que tenemos ante nosotros una gran oportunidad de negocio… Y en realidad nada de esto es falso, pero este año necesita más que nunca todo el sector que las previsiones no se cumplan. Hay tres cosas sobre las que queremos reflexionar brevemente:

Primera. Husqvarna ha dejado de ser de BMW para formar parte del grupo de empresas de Stefan Pierer, principal accionista de KTM. Durante la presentación de la nueva Adventure 1190, tuvimos ocasión de hablar del escenario futuro que podrían afrontar a medio plazo las marcas Husqvarna y Husaberg, aparentemente tan competidoras y ahora tan primas hermanas. Es de esperar y desear que no se hagan disparates con la red comercial y de posventa y que no se canibalice una por la otra. Solo nos faltarían inventos así.

Segunda. Escribimos estas líneas justo antes de partir hacia Motortec Automechanika Ibérica, la feria de posventa del automóvil en España. Una feria que busca la consolidación de una nueva trayectoria, después de varias ediciones dignas de olvidar, basada en el precedente esperanzador que marcó un punto de inflexión: la pasada edición 2011. A pocos días del inicio de la feria, es muy primaveral sentir como hay ganas de que las cosas vayan bien en la posventa, que las empresas derrochan ilusión donde antes derrochaban dinero y que el nuevo paradigma económico en el que nos encontramos no nos da otra opción que amoldarnos. Basta de lamentos. Será en MotoMadrid, justo después de Motortec, donde veremos si el sector de la moto converge o diverge en ese aspecto con el de las latas de cuatro ruedas. Va a ser que sí…

Tercera. No se han vendido ni 1.000 ciclomotores en febrero. 127.000 en 2007 contra 18.000 en 2012. Kymco y ANESDOR nos obligan a arrostrar una perspectiva draconiana en el sector de las dos ruedas. ¿Hay alguien ahí afuera que quiera darse cuenta de cómo se está matando un segmento del mercado de las dos ruedas sobre el que, en el fondo, se sustenta(ba) prácticamente toda la industria fabricante y distribuidora de la moto en España? Las 125 y las 35 kW están muy bien, pero no deberíamos olvidarnos de que todos tenemos un pasado, y el de la mayoría de los que tenemos treintaytantos o más se escribe con pistoneo de un cilindro con agujeros. De 50 cc, claro.

Que la primavera nos anime y dé felicidad tanto como ganas de salir en moto y ver mundo. Es una buena excusa para que nuestros maltrechos negocios remonten. Y de paso, de volver a sentir ilusión.

¡Gas y V’s!

COMENTARIOS
0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*