La distribución variable (2ª parte): El sistema VVA de Yamaha

Comentarios
0

En esta segunda entrega describimos el sistema de distribución variable diseñado por Yamaha. El fabricante japonés ha desarrollado un sistema propio de distribución variable VVA (Variable Valve Actuation), montado por primera vez en su scooter N-MAX 125.
El sistema VVA (Variable Valve Actuation) varía la altura de apertura de válvulas utilizando dos levas de distinto perfil en función de las revoluciones de trabajo del motor para así adaptar la capacidad de aspiración en función de la velocidad y tiempo disponible para ello.

A bajas vueltas la entrada de aire en los cilindros se realiza correctamente con el mínimo alzado de válvulas y se utiliza la leva de perfil bajo. A partir de 6.000 r.p.m., para mejorar el llenado del cilindro en menos tiempo interesa trabajar con un perfil de árbol de levas con mayor alzada. El cambio de levas es imperceptible durante la conducción, sin tirones ni vacíos de funcionamiento.

 

Componentes del sistema

Componentes mecánicos: Adicionalmente, este sistema dispone de una árbol de levas con 3 levas: una para las válvulas de escape y dos con diferente perfil para las de admisión. Dispone también de doble balancín de admisión unidos mediante un sistema de pasador.

Solenoide VVA: Es una electroválvula controlada electrónicamente desde la centralita de inyección. Cuando recibe excitación desplaza su núcleo accionando el mecanismo de unión entre los balancines de admisión. Tiene un valor de resistencia interna de su bobinado de entre 1,8 y 2,2 Ohmios.

Unidad de control del motor: Se encarga de gestionar la información de los sensores para controlar los actuadores que necesita el sistema de inyección y encendido. Entre estos está el control de la electroválvula VVA. En caso de avería enciende el testigo de fallo y entra en modo de emergencia; el motor funcionará solo con balancín de admisión bajo y régimen del motor limitado a 6.000 rpm.

 

Funcionamiento del VVA

Su funcionamiento está basado en disponer de un doble balancín para accionar las válvulas de admisión. También dispone de doble leva de admisión con perfil diferente (cresta de leva diferente):

• Cuando el motor trabaja entre el ralentí y 6.000 r.p.m., las válvulas de admisión son accionadas por el balancín bajo movido por la leva con el perfil más bajo.

• Cuando el motor supera las 6.000 r.p.m., el solenoide de control empuja un eje pasador que une mecánicamente el balancín bajo con el balancín alto. Ahora las válvulas de admisión son accionadas por la leva de perfil más alto, unos 2 mm más respecto a la leva que a bajas vueltas. Al bajar de 6.000 r.p.m. el solenoide deja de accionar el pasador desclavándose automáticamente el balancín alto.

El sistema VVA cuenta con una fase degradada que interviene cuando la función de autodiagnóstico integrada en la UCE detecta una avería relacionada con el control del VVA. Así, permite el funcionamiento del motor pero limitado hasta 6.000 r.p.m., muestra la indicación Check en el cuadro de intrumentos y enciende el testigo de fallo motor. En ese momento se recomienda acudir a un taller especializado.

Una documentación técnica de Berton.