La ARTIC Pirineos nos descubre la belleza de la comarca del Sobrarbe

Comentarios
0

El pasado 10 de junio se celebró la ARTIC Pirineos y una delegación de MotoTaller se desplazó hasta Bielsa (Huesca) para disfrutar de este evento que combina una ruta de gran belleza y varias actividades. Esta es la crónica de un evento en el que no se trata solo de hacer kilómetros con la moto sino que, además, recorre carreteras y pueblos recónditos. Además, en determinados lugares se tiene que aparcar la moto realizar varias pruebas fuera del asfalto.

 

Viernes: verificaciones administrativas y actividades formativas

Al llegar al “campo base” situado en el Hotel Bielsa, a pie de la carretera A-138, nos encontramos con las carpas de los patricinadores del evento como Revi’t, Borealis Mototours o Enduropark, entre otros. Tras realizar todos los trámites burocráticos, nos entregaron nuestro brazalete con el dorsal, la pulsera con nuestro color en las pruebas y el “pack” de bienvenida, compuesto por una camiseta, una cantimplora metálica, una brújula, un llavero, un pin, un bolígrafo con luz LED, una mini toalla para, por ejemplo, limpiar la visera del casco, pegatinas, el pasaporte para la ruta, un vale por valor de 5 euros para canjear en determinados establecimientos hoteleros durante las comidas o cenas e información sobre los colaboradores. El “pack” era muy completo y todo con su serigrafiado “ARTIC”.

Nosotros no asistimos pero desde las 13 horas del viernes la organización, Chamaleon Comunicaciones, dispuso de varias actividades para los participantes como el “Curso demostrativo de off road para maxitrail”, a cargo de Enduropark, o el “Curso orientativo de fotografía en ruta”, dirigido por Borealis Mototours. ¡Excelentes propuestas!

 

Sábado: día de ruta por el Sobrarbe

A diferencia de otras rutas en las que hemos participado, en esta ocasión no hacía falta madrugar excesivamente porque, al recorrer pocos kilómetros y en un radio de acción comarcal, la organización estableció la hora de inicio a las 08:30 de la mañana (habitualmente salimos sobre las seis).

Nuestro turno de salida fue a las 9:40 horas para el grupo Road de MotoTaller, formado por Ferran y Héctor Carmona, y a las 9:50 para el grupo Trail, el de Jairo Lorenzo y Ernest Vinyals. Antes de salir, pasamos por la sala de organización donde el grupo Road asumimos “algo más” de dificultad a la ruta: recogimos un huevo (de gallina) que debía devolverse al finalizar la Artic sin que se hubiera roto. Conseguir esta hazaña daría lugar a puntos extra.

Desde Bielsa los motoristas no salíamos todos en dirección al mismo destino sino que íbamos rotando entre las diferentes rutas con el fin de que no se acumularan muchas motos en los mismos puntos. Los componentes del equipo Trail de MotoTaller conducían una BMW GS 1200 Rallye y una KTM 1290 Super Adventure S 2017. La BMW es la edición más deportiva de la GS y se equipa con unos amortiguadores más duros y de mayor recorrido para hacer frente a tramos sobre tierra sin perder agarre además de un buen número de mejoras electrónicas y mecánicas. Por su parte, la KTM destaca por haber mejorado las suspensiones de regulación electrónica, su control de estabilidad ajustable y el cambio asistido. Ambas motos, de excelentes prestaciones, estaban preparadas para rodar por las pistas, los paisajes naturales y, como no, realizar las pruebas que la Artic Pirineos había preparado para los concursantes de ambas modalidades.

(Foto cedida por Sessantuno MotorSport Photography)

En cuanto al grupo Road, montaban una Kawasaki Z800 y una Yamaha FZ6 S2. Ambas han demostrado durante años que son muy fiable y polivalentes adaptando algo las suspensiones e incorporando nuevos accesorios. Aunque no son motos específicamente diseñadas para los eventos de grandes recorridos, están bien diseñadas y su versatilidad, junto con su fiabilidad, les permite disfrutar muchísimo, tanto en los tramos de carretera más lento como en los más ágiles. Prueba de ello es que ambas venían de superar hace pocas semanas la ya clásica Rider 1000, organizada por el Moto Club Manresa y que este año fue una edición especial durísima con motivo del quinto aniversario, no solo por los más de 1.000 kilómetros recorridos sino por las carreteras por las que transcurrió.

Ambos grupos fuimos superando las diferentes pruebas que la organización nos iba proponiendo en cada ficha que recibíamos. Destacar que el grupo Road pudo disfrutar de un paraje tan bonito como el Valle del Vío, que rodea el Cañón de Añisclo y culminar el tramo haciendo la prueba especial de la Cascada de Sorrosal (Broto, N-260). También fue espectacular la subida por la carretera de Escuaín donde más que una carretera parecía en algunos tramos una pista debido al deterioro que éstas sufren durante los meses de invierno con las heladas y nevadas. Desde allí, disfrutamos de unas vistas brutales de una de las caras del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Posteriormente, pudimos observar desde el Valle de Pineta (HU-6402) otra zona del Parque donde aún quedaba nieve en sus cumbres más elevadas. Enfilando camino hacia el este pasando de nuevo por Bielsa pusimos rumbo en dirección a Gistaín por la A-2604. Desde allí contemplamos la espectacularidad de los glaciares pirenaicos.

Tras prácticamente 400 kilómetros recorriendo esta comarca oscense, dimos por completada nuestra participación en la Artic Pirineos 2017 validando el pasaporte en la sala de la organización en el “campo base” del Hotel Bielsa. A las 20:30 horas se celebró la ceremonia final por parte de la organización, la entrega de trofeos y el sorteo de regalos.

 

Conclusiones

El fin de semana ha sido espléndido, tanto por la ruta que nos prepararon los chicos de Artic Zone como por lo bien que los hemos pasado todo el equipo de MotoTaller. Se trata de un evento mototurístico diferente. No es tanto la cantidad de kilómetros como la calidad. Se trata de pasar un fin de semana divertido acompañado de nuestra moto a la vez que se van descubriendo lugares de una belleza indescriptible. Os animamos que lo probéis y suméis este evento a vuestros calendarios ya que la mezcla de moto, kilómetros y aventura hacen del Artic Pirineos un evento prácticamente perfecto.

Crónica de Héctor y Ferran Carmona (Z800Fazer.com).

Y para finalizar, os ofrecemos el enlace del vídeo de nuestra participación:

Publicidad

COMENTARIOS
0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*