Kymco Filly: De capricho

Comentarios
0

Primero fue el Like, luego el Miler y desde hace algunos meses, Kymco ofrece a las chicas y a todo el que lo quiera comprar y disfrutar (¡cómo no!) el Filly, el escúter de la marca taiwanesa para las chicas. Así de abiertamente femenino describen este pequeño aliado para desenvolverse con inmensa soltura entre el tráfico urbano. Y a fe que viendo el diseño, los colores y los acabados del Filly no puede ser más acertado su target.

Unas dimensiones muy contenidas en cuanto a envergadura son la base perfecta para construir un escúter casi tan ágil como un patinete. Esas dimensiones son también el motivo por el que alguien de estatura ligeramente alta (no hace falta que mida 2 metros, con superar el 1,70 ya irá encogido) tendrá que valorar otras opciones del abundante catálogo de Kymco. Pero es que el Filly juega en otra liga. La del peso liviano y las medidas justas.

Una vez en marcha, el Filly es una auténtica delicia. Su motor empuja muy bien incluso cuando su cifra de potencia no es excesivamente alta. Las ruedas pequeñas ayudan a hacerlo nervioso y felino entre los coches, aunque eso se le gira en contra cuando entramos en una vía rápida. La frenada, potente y con ABS, ofrece mucha confianza y ayuda a que la experiencia en el Filly sea dinámicamente siempre positiva, incluso cuando llevemos acompañante (al que habremos sorprendido, por cierto, con el sofisticado sistema de apertura de los estribos).

Hemos indicado que el precio es algo alto, pero cuidado: no es que creamos que el Filly no valga los casi 2.700 € que cuesta, sino porque la competencia en el segmento 125cc es tan sumamente feroz que las ventas pueden decidirse a veces por importes miserables.

Publicidad
Euromoto 85 Putoline 2019

COMENTARIOS
0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*