KTM Freeride E-XC 2018: Offroad silencioso

Comentarios
0

La segunda generación de la KTM Freeride E-XC viene totalmente renovada y dispuesta a continuar el sendero hacia la electrificación de las motocicletas que se inició hace unos años en la firma austriaca. Estuvimos en su presentación estática internacional y conocimos en un lugar increíble el futuro de la movilidad según KTM.

La firma austriaca quiere mantenerse como primera marca en ofrecer una moto offroad eléctrica y de calidad. La nueva Freeride E-XC será más barata que su antecesora y además ofrecerá mejor rendimiento, autonomía y prestaciones. El corazón eléctrico de esta devoradora de caminos ha sido mejorado junto con la capacidad de la batería KTM PowerPack hasta los 3,9 KWh. La nueva cifra de capacidad permite a la Freeride E-XC ofrecer una hora y media de tiempo de conducción y uno tiempos de recarga muy cortos, según los propios ingenieros austríacos. La gran ventaja de la nueva PowerPack es que es intercambiable —también para las Freeride E-XC de primera generación—, con lo que con una sencilla y rápida operación se consigue “llenar el depósito”. Los tiempos de carga oscilan entre los 110 minutos para una carga completa y los 75 minutos para una carga del 80%. La moto cuenta con un display multifuncional entre el manillar y el asiento que permite al conductor seleccionar uno de los tres modos de entrega de potencia: modo 1 “Eco” con velocidad limitada a 50 km/h; modo 2 “Enduro” con potencia restringida a 16 kW y el modo 3 “Cross”, en el que está disponible la potencia máxima sin restricciones de hasta 18 kW.

Además, una cadena de LEDs, de color verde a rojo, proporciona la indicación visual de la carga restante en el PowerPack, con el LED rojo automáticamente comenzando a parpadear y activando el modo “limp home” (con potencia muy limitada) tan pronto como la carga cae por debajo del 10%. La última generación del motor eléctrico sin escobillas se distingue una vez más por su diseño compacto y delgado. Las almohadillas térmicas entre los estatores y la carcasa del motor son de nuevo desarrollo y proporcionan una mayor estabilidad térmica.

Además de su construcción a prueba de polvo y agua, el motor no tiene prácticamente desgaste ni mantenimiento. El único servicio que se necesita es cambiar los 155 ml. de aceite que lubrican los engranajes entre la transmisión eléctrica y la rueda dentada después de cada 50 horas de tiempo de conducción.

El chasis de la KTM Freeride E-XC presenta un diseño del cuadro realizado con un compuesto muy liviano que combina acero al cromo-molibdeno de alta calidad con secciones de aluminio forjado atornilladas. Este diseño garantiza una rigidez y estabilidad óptimas para una seguridad máxima, incluso en saltos altos. Para el modelo 2018, el chasis ha recibido una actualización en forma de un cabezal de dirección más largo, lo que aumenta la estabilidad frontal para un mejor comportamiento.

La configuración de las manetas de freno “tipo escúter” (freno trasero en la maneta izquierda, delantero en la derecha) se mantiene en esta segunda generación de la Freeride E-XC. El sistema de frenos cuenta con pinzas de cuatro pistones sobre un disco de freno Wave de 260 mm, así como una pinza trasera de dos pistones en un disco de freno trasero de 230 mm a juego. Este sistema de frenada combina a la perfección con las llantas de construcción ligera de aluminio elegidas por la firma austriaca junto con unos neumáticos Maxxis Trialmaxx desarrolladas específicamente para este modelo.

La horquilla delantera y la suspensión de esta Freeride E-XC vienen firmadas por el especialista WP, obvio tratándose de una KTM. La horquilla invertida WP Xplor 43 es de nueva factura y ofrece un recorrido de 250 mm. La suspensión trasera incorpora un amortiguador WP PDS Xplor que combina 260 mm de recorrido junto un peso muy reducido de solo 430g. La KTM Freeride E-XC está perfectamente homologada para circular por la calle con todo el equipamiento necesario. Con una potencia máxima de 18 kW, una potencia nominal continua de 9 kW y un peso de 111 kg, cumple con las restricciones del permiso de conducir A1 y por lo tanto, puede ser utilizada por usuarios de 16 años.

El precio de este modelo, en España, será de 10.200 € (bateria y bargador incluidos).

COMENTARIOS
0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*