KTM 300 EXC TPI: “Ríete de los límites”

Comentarios
0

Por alguna razón, nuestra invitada de este número es una de las monturas más reconocidas en el enduro pero sobre todo en el enduro extremo, donde las motos son llevadas al límite, al igual que sus pilotos. La extrema dureza de sus recorridos y sus complicadas zonas exigen tener todos los detalles controlados y en su punto óptimo. En este sentido, pilotar una KTM 300 EXC TPI significa tener mucho de ganado, así que no es de extrañar que el día del test no hubo “trampa” (a mi modesto alcance) que se me resistiese…

Mejorando la excelencia
Los ingenieros de Mattighofen nos han deleitado con una nueva evolución de la que ya era una moto más que ideal. Nos subimos a la EXC de 300cc dos tiempos de inyección, una moto que conserva su presencia de estilo competitiva, con una línea muy “racing” y elegante, predominando el naranja, como no podía ser de otra manera, y combinándolo con un azul marino muy elegante y aerografías muy modernas.

A golpe de demarré, arrancamos la nueva 300 EXC TPI. Su motor de inyección pionero me transmite un “petar” eléctrico, directo y rápido. Después de calentarla un poco me dispongo a empezar el test de verdad. Como siempre, con el staff de MotoTaller, escogemos los sitios y parajes más exigentes para poder probar con la máxima calidad y certeza posible cualquier máquina que tengamos entre manos y piernas. Enseguida me puse manos a la obra y exprimí al máximo la nueva joya naranja.

Cuando una cosa va tan bien, ¿para qué cambiar? El chasis de la nueva EXC TPI me aportó un giro bestial en las curvas y hace que este modelo sea fácil de manejar y maniobrar con él. Tanto en curvas rápidas, aportándome una gran estabilidad y precisión, como en curvas más lentas, la nueva KTM posee una gran facilidad para ayudar al piloto a maniobrar. Y éste es uno de sus puntos fuertes y que, año tras año, no deja de sorprenderme.

Estamos también ante una montura muy ergonómica, que te permite entrar a alta velocidad en el giro gracias a su chasis de acero al cromo con el que lleva la contraria a las demás marcas que recurren al chasis de aluminio. Y es que los de KTM son muy suyos.

Kit WP
En cuanto al sistema de suspenión, la EXC 300 TPI monta las horquillas WP XPLOR de 48 y un amortiguador trasero WP PDS, manteniéndose sin bieletas. Este conjunto WP aporta al piloto una gran sensibilidad sobre el terreno y en toda circunstancia delicada que le propuse se comportó de manera magistral.

La horquilla también me aportó en el tren delantero una gran seguridad y precisión a la hora de girar en zonas más rotas y en curvas con roderas y baches. Por su parte, el amortiguador WP trasero me hizo notar una gran tracción constantemente, haciendo que la rueda trasera estuviera todo el rato en contacto con el suelo. Elástica y flexible en zonas de sendero y cerradas adaptándose a las diferentes circunstancias y orografía del terreno. Éste sería el resumen y positivo balance del conjunto chasis y suspensiones de la EXC 300 TPI.

Un motor muy eficaz
El propulsor de la KTM 300 EXC TPI es divertidísimo de pilotar ya que, gracias a la inyección electrónica, proporciona una sensación de inacabable potencia. Así, la entrega de potencia resulta muy eléctrica pero dócil, totalmente dosificable, para nada brusca sin llegar a ser tampoco suave ni descafeinada. Este 2 tiempos de 300cc me sacó a la perfección de sitios comprometidos aportando unos bajos y medios súper aprovechables y muy bien enlazados gracias a la inyección.

No se arrugó tampoco a la hora de demostrar su velocidad, ya que en zonas rápidas me hizo tomar conciencia de su enorme potencial alcanzando grandes velocidades y mostrándose siempre como un motor lleno y aprovechable. También conviene destacar la ausencia de vibraciones y que muchas veces sentimos en nuestros brazos cuando pilotamos una 2 tiempos.

Al hilo de este tipo de motores, una vez más me lo pasé en grande encima de una 2T, en esta ocasión  de una cilindrada menos común. En conclusión, gran trabajo de los técnicos de KTM que con la 300 EXC TPI han conseguido un conjunto espectacular y han introducido unos cambios muy atrevidos y certeros cuyo resultado final es espectacular.



También te puede interesar: