Keeway Motor España presenta nueva marca y escúter con el Ariic 318

Comentarios
1

La tarjeta de presentación de la nueva marca Ariic es un escúter de 300cc llamado 318. El nuevo fabricante chino, que entra en nuestro mercado por todo lo alto, ha apostado por la experiencia y el buen hacer de Keeway Motor España para realizar las tareas tanto de importación, como del desarrollo de un servicio posventa de garantías.

Producto ganador
Estamos seguros que este será un producto ganador, aunque probablemente lo sea cuando salga la versión de 125cc. El segmento de los escúteres de 300cc es muy marquista, muy de Forza y X-Max. Otros modelos que han intentado competir como la Kymco Grand Dink o la CruiSym 300 no están acabando de hacer todo el daño que deberían, sobre todo, en plazas como las de Madrid o Barcelona. Es un segmento difícil porqué está muy en la frontera con los mega-escúteres y, además, se requieren del carnet de moto.

Sin embargo, este lanzamiento de Ariic muestra la capacidad tecnológica de la marca con en el desarrollo de un motor totalmente nuevo que ha sido sometido a las enormes exigencias de homologación europeas. Tal como apuntan desde la nueva marca, sometieron su novedoso propulsor en el banco de pruebas durante más de 500 horas, en vez de las 200 que se exigen para su homologación. Por lo tanto, nos podemos hacer una idea de que este no es un producto chino más para cubrir el expediente. En este sentido, Ariic significa curvas perfectas en chino y el nombre de 318 se hereda de una de las carreteras más emblemáticas del gigantesco país asiático como lo podría ser la Ruta 66 en los Estados Unidos. El propietario de la marca cogió unos cuantos prototipos y realizaron una ruta de resistencia por esta icónica carretera china donde pudieron comprobar su fiabilidad, durabilidad y cualidades dinámicas.  

Notable calidad
En una primera toma de contacto, nos sorprendió muy gratamente el gran refinamiento y suavidad que ofrece esta Ariic. Otros escúteres de 300cc de origen asiático que hemos probado no son, por bastante, tan refinadas. En cambio, el motor de la 318 gira muy fino y la rumorosidad está muy contenida. En este sentido, creemos que la nueva marca ha realizado un importante esfuerzo para conseguir unas grandes cotas de calidad en su propulsor.

Ese mismo esfuerzo por subir el listón con su primer producto, se percibe netamente tanto en la calidad de los materiales como en de los ajustes. Creemos que, en este aspecto, la primicia de Ariic puede dar la campanada y más teniendo en cuenta su competitivo coste de adquisición de 4.399€. También es cierto que Keeway Motor España, sabedores que tienen entre manos una marca totalmente inédita en nuestro mercado, no podían entrar con un precio alto.

Para conseguir un escúter atractivo, Ariic ha confiado en el experimentado diseñador italiano Alessandro Tartarini para esculpir unas líneas agresivas sin caer en lo vulgar. El 318 es atractivo e inteligente, aportando una gran ergonomía y confort en funcionamiento. De este modo, el maxiescúter chino exhibe una estampa muy bien cuidada con un aroma premium presente en todas sus líneas. El hecho de que su diseñador sea italiano es el principal motivo por el que podamos ver la bandera del país itálico tanto en la guantera portaobjetos como en la bonita bolsa para las herramientas.

Podemos afirmar, sin miedo a equivocarnos, que este es uno de los modelos que ofrece una de las mejores relaciones entre calidad, equipamiento y precio del mercado. Si la marca funciona y tiene una buena posventa, asegurada por la experiencia Keeway Motor España, este puede ser un modelo que tiene sobrados argumentos para cosechar un más que decente éxito.

Escúter deportivo
En cuanto a las impresiones de conducción que nos ha transmitido, estamos hablando de un escúter deportivo, y lo demuestra con un comportamiento bastante dinámico. Los neumáticos son CST y hacen buen trabajo. La capacidad de frenada, por su lado, es muy buena gracias a un doble disco delantero, configuración inédita en esta cilindrada que ni sus rivales premium de Honda o Yamaha equipan. Además, su ABS es muy poco intrusivo y ofrece un muy buen tacto.

El rendimiento prestacional de la 318 es bueno, aunque solo en los primeros metros se siente algo perezosa. Creemos que podría dar algo más de velocidad punta ya que el motor tiene potencia suficiente con sus 24 CV. Lo nuevo de Ariic se desenvuelve con mucha agilidad y aporta una gran estabilidad y aplomo. Un aspecto mejorable es su aparatoso escape en el lado derecho que puede llegar a tocar con cierta facilidad, sin ser nada flagrante.

Estamos hablando de un escúter, por lo tanto, la comodidad deber ser una de sus prioridades. Lo cierto es que no decepciona pues el 318 ofrece un gran confort y, además, cuenta con una plataforma central muy bien lograda con unas hendiduras estratégicamente colocadas para poder apoyar los pies con comodidad cuando estás parado. No obstante, este escúter es bastante ancho y quizás será algo incómodo para las estaturas más bajas. 

Detalles que marcan la diferencia
Además de su bello diseño italiano, la 318 tiene detallitos diferenciales que nos han gustado mucho y pueden ser un factor de decisión en el momento de la compra. El escúter de Ariic incorpora una cámara frontal integrada que puede servir como testigo en caso de accidente y, también, para grabar la ruta que hayamos hecho. Sorprendentemente, la calidad de imagen es razonablemente buena y poco tiene que envidiar a algunas de las cámaras de acción que hay en el mercado.

Otro detalle muy positivo que nos ha gustado son las manetas regulables, un elemento poco común en este segmento y que creemos que es muy necesario. La Ariic cuenta con un espacio de carga muy generoso en el que cabe un integral y bastantes cosas más que viene iluminado y con toma USB. Rematando el completo equipamiento, la 318 cuenta con elementos tan premium como el acceso sin llave Keyless y un sistema de llamada SOS en caso de accidente.

Los colores ofrecidos, azul mate, gris y granate, son muy bonitos. Eso sí, nos quedamos con el precioso azul mate a falta de ver la durabilidad de este tipo de pinturas con el paso del tiempo y los arañazos. Por otro lado, el cuadro de instrumentos es claro, completo, moderno y de calidad. Esta es una moto muy bien conseguida que se postula como una gran opción de compra que tendrá su peor enemigo en la variante de 125 cc, realidad de la que tanto la marca como Keeway Motor España es plenamente consciente.

El primero de muchos
Este modelo será el estandarte de la marca hasta que lleguen otros de mayor envergadura. En este sentido, Ariic prevé meterse en segmentos superiores con cilindradas de 500 cc e, incluso, motores de mayor tamaño. De momento, nos tendremos que conformar con este primer gran modelo. Como la mejor demostración de la enorme confianza que tiene la marca en su producto, la Ariic 318 gozará de una garantía de 3 años.