DynamicLine skin 2021

Instalación de un variador XRP de J.Costa en una BMW C650 Sport

Comentarios
0

1/ El proceso puede ser un poco “puñetero” y consiste en ir paso a paso retirando todos los tornillos y desmontando las piezas de plástico. En un primer paso, se debe desacoplar el embellecedor de plástico a la altura del variador.

2/ Curiosamente, para poder proceder y tener acceso al variador de esta BMW, también se requiere desmontar el reposapiés derecho, desde donde nace una pieza que acaba sobre el componente a cambiar.

3/ Una vez se tenga acceso a la tapa de plástico previa al protector metálico del variador, se deben desatornillar todos los tornillos para poderla retirar. Este paso no tiene mayores dificultades más que tener en cuenta el origen de cada tornillo.

4/ En este punto ya podremos ver la carcasa metálica previa a tener acceso directo al variador. De nuevo, se deben aflojar todas las tuercas para quitar la pieza. Alguna de las tuercas es de difícil acceso y necesitará de un mínimo de habilidad para retirarla.

5/ En este paso, se debe desacoplar el variador de serie de la BMW. Se requerirá aflojar una gran tuerca central. Tal como indica Javier, es importante limpiar todas las piezas de suciedad y óxido y volver a engrasar para así alargar la vida útil del conjunto.

6/ Aprovechando la instalación del nuevo variador, también se decidió sustituir la correa por una nueva. En este caso, se puso una correa Bando, fabricante de confianza de J.Costa para este tipo de componentes. Para hacerlo, se debe desacoplar la polea y el embrague.

7/ Con todo desmontado, siempre es recomendable realizar una limpieza de todos los componentes como podría ser el bulón, con el fin de mejorar la salud de toda la transmisión. El producto utilizado fue un líquido limpiador de frenos.

8/ A continuación, se debe volver a montar el embrague con la polea y la nueva correa ya colocada en su sitio. Para rematar este paso, se tienen que apretar las arandelas. Javier hizo uso de un atornillador eléctrico.

9/ Continuando con el montaje del variador XRP J.Costa, el paso siguiente a realizar es el de colocar las dos piezas del variador en la posición correcta para después introducirlo en la guía de la polea del variador. 

10/ Pese a ser un pequeño paso, es importante destacar la colocación de una arandela de seguridad. Esta cuenta con unas lengüetas que después, al doblarlas, servirán para asegurar la tuerca principal del variador.

11/ Siendo uno de los momentos más delicados que queda por realizar en el proceso de montaje del variador, falta por apretar la tuerca con una llave dinamométrica utilizando una fuerza de 160 Newtons o 16 kg.

12/ Una vez hecha la comprobación pertinente, encendiendo la moto y viendo que todo funciona adecuadamente, ya se puede iniciar el montaje de la carcasa metálica que protege la transmisión.

13/ Finalmente, los últimos pasos que faltan para completar el montaje de este variador J.Costa consistirá en volver a acoplar todos los plásticos y piezas pertinentes para dejar el maxiescúter totalmente listo y acabado.

14/ Lo último que queda por hacer es agradecerle el trabajo a Javier, por la mano de obra, su paciencia para explicarnos el proceso de montaje y por su gran simpatía. Como no podía ser de otra manera, también agradecer a Montse y a todo el equipo de J.Costa su atención, trabajo y pasión por lo que hacen

¿POR QUÉ NO LO HICE ANTES?

Esta es la pregunta que nos realizamos pocos kilómetros después de comprobar los enormes beneficios que conlleva equipar el variador XRP de J.Costa en este potente maxiescúter. Una de las grandes desventajas que tiene el modelo de BMW respecto al líder del sector, el T-Max, es la falta de suavidad y de inmediatez en aceleraciones. Pese a contar con unos cuantos caballos de potencia más, el C650 Sport deja claro que no es ni tan suave ni tan rápido en aceleraciones que su rival nipón.

Con la incorporación del componente de alto rendimiento proporcionado por la empresa catalana, la BMW da un salto cualitativo brutal en términos tanto de aceleración como de suavidad de marcha. El variador XRP transforma el carácter del C650 Sport aportando un agrado de conducción impensable en este modelo. Al más mínimo roce del puño del acelerador, el maxiescúter se echa a andar con una finura inusitada que recuerda sobremanera a su archienemigo japonés. En este sentido, se puede percibir una transmisión mucho más directa que dulcifica las arrancadas. Eso sí, también requiere de una adaptación de la rosca necesaria para moverse ya que, con el nuevo variador, se necesita dar mucho menos gas.

Si en suavidad ha ganado, en aceleraciones y recuperaciones, el C650 Sport sube de categoría. De golpe, se percibe como esos 60 CV que rinde el bicilíndrico de origen Kymco están en forma y listos para galopar. En aceleraciones desde parado, la ganancia de velocidad es sublime, pero en recuperaciones, digamos de 50 km/h hasta los 120 km/h, este escúter parece que tenga un turbo incorporado. Pueden parecer exageradas estas palabras. Sin embargo, la realidad es que no podemos hacer otra cosa que alabar el impresionante trabajo de J.Costa por ofrecer un producto que mejora tanto el comportamiento de este modelo.

En términos coloquiales, podríamos decir que este nuevo variador asemeja mucho el comportamiento del C650 Sport al de un T-Max, con las ventajas de tener un propulsor más potente. Con las mejoradas capacidades prestacionales, uno no hace más que pensar en lo bien que le vendrían a esta BMW una horquilla y amortiguador trasero de mayor calidad para aprovecharlas mejor. 

Andreu Monteys, propietario de la BMW C650 Sport

Este artículo técnico que hemos realizado en colaboración con J.Costa lo hemos publicado en el número 300 de MotoTaller correspondiente a julio-agosto 2021.