Instalación de un escape Ultracone de GPR en una Royal Enfield Interceptor 650

Comentarios
1

1/Acudimos a nuestros amigos de GPR con la intención de dar un toque renovado a nuestra Royal Enfield Interceptor 650 de 2018, pero sin estridencias. Queremos conseguir un mejor sonido y mejor respiración del motor.

2/ En GPR lo tienen claro: la opción más recomendable para nuestra “Royalita” es el nuevo Ultracone homologado para Euro 5, un escape discreto pero muy bonito que resulta continuista con la imagen de la moto haciéndola más esbelta.

3/ Las diferencias del escape GPR respecto al original puede que no sean muy evidentes a ojo desnudo, pero las hay: 2,3 kg menos por cada escape (no olvidemos que en esta moto ¡son dos!) y la promesa de un sonido que enamora.

4/ La operación se inicia, tras dejar refrigerar la moto un buen rato para poder tocar los escapes, con el desmontaje de los originales. Cuidado con esas tuercas que son débiles y suelen estar oxidadas y es fácil pasarlas de rosca…

5/ Desmontamos el embellecedor y desatornillamos completamente el escape original y lo extraemos. El engarce con éste suele estar muy oxidado y se atasca, así que lo más normal es tener que forcejear para sacarlo. ¡Ojo que pesa!

6/ Repetimos operación de desmontaje en el lado opuesto. En las motos con dos líneas de escape, hay que tener en cuenta que el coste se duplica y eso es algo sensible para muchos usuarios, en especial en caso de caída…

7/ Los GPR tienen un contenido PVR de 871,20 €, 1.028,50 con catalizador. Gracias a su malla cortallama en el extremo son perfectamente compatibles con motos Euro 5 y todas las homologaciones.

8/ Procedemos al montaje de los nuevos Ultracone de GPR en el emplazamiento que han dejado libre los originales de la Royal. Encajan a la primera y sin esfuerzos extraños.

9/ Colocamos después el muelle de retención con su correspondiente funda de goma. Es imprescindible para mantener el escape en su sitio cuando por el calor se dilaten los materiales.

10/ Opcionalmente, GPR nos puede suministrar pernos personalizados anodizados en negro que dan un toque más exclusivo a nuestros nuevos escapes.

11/ Al tener dos escapes, habrá que poner especial atención a equilibrarlos visualmente por detrás antes de fijarlos definitivamente.

12/ Con la colocación del adhesivo térmico con el logotipo de GPR podremos dar por acabada la instalación en nuestra Interceptor 650.

13/ En el caso de nuestra Royalita hemos optado por los Ultracone, pero GPR nos ofrece un montón de opciones distintas en función de la personalidad que busquemos: Satinox, Powercone, Furore Nero, Deeptone o Deeptone Carbon.

14/ Cambio de escapes en dos Royal Enfield Interceptor 650, nuestra Orange Crush con el Ultracone y la Ravishing Red con el Deeptone. Toni Barnosell (derecha), de GPR España, acompaña a nuestro director junto a las chicas angloindias…

Este paso a paso está incluido en un reportaje más amplio sobre GPR que hemos publicado en la revista MotoTaller número 297 abril de 2021.