Hyosung Aquila GV125S vs. Keeway K-Light 125: A ritmo de custom

Comentarios
0

En el número 288 de MotoTaller hemos querido comparar dos motocicletas que se asemejan muchísimo en concepto, pero que recurren a una receta muy diferente en cada caso. Ambos modelos cubican 125 cc y ofrecen una bonita estética custom. La primera sorpresa la encontramos en la notable disparidad de precio. En un segmento básico en el que el coste de adquisición suele ser un factor de decisión muy determinante, los 1.400 € de distancia entre ambos modelos nos parecen todo un mundo. Por lo tanto, la Hyosung Aquila GV125S se presenta como una de las opciones más premium y costosas del segmento mientras que la Keeway K-Light 125 es una custom más básica y tecnológicamente más sencilla.

Espíritu custom

Desde un punto de vista estético, ambas motocicletas consiguen transmitir con éxito la impresión de una motocicleta robusta. Sin embargo, el modelo de Keeway apuesta netamente por una imagen más neoretro que nos recuerda, salvando las enormes diferencias, al concepto de la bella Yamaha SCR 950. Es decir, una custom clásica ideada para pasear tranquilamente por tu carretera favorita. La Hyosung, en cambio, se asemeja más a un estilo bobber gracias a una prominente rueda delantera más ancha que aporta un toque más oscuro y gamberro.

En esta misma línea encontramos uno de los detalles que más nos han llamado la atención. La Aquila GV125S equipa un moderno propulsor bicilíndrico en V, una característica que la convierte en un modelo único en el segmento. Con dos cilindros opuestos del tamaño de una taza de café, Hyosung ha conseguido transferir una emocionante dosis de cultura americana a una pequeña motocicleta de 125cc. Además, visualmente se puede apreciar fácilmente esta disposición mecánica que aporta una imagen distintiva.

Pese a que ambas monturas cuentan con unas terminaciones muy correctas y un diseño trabajado, la diferencia de precio se nota en los acabados. Claramente, la Hyosung cuenta con unas calidades y ajustes situadas un peldaño por encima de la K-Light 125. La Keeway, en cambio, es un tanto más simple y pese a ser un modelo de 2018, se percibe algo más antigua.

Aire vs agua

A parte del componente estético que aporta el bicilíndrico en V a 60° refrigerado por agua, también es un motor mucho más moderno y capaz de rendir 14 CV, prácticamente en el límite legal de la categoría. Al monocilíndrico de la Keeway, en cambio, se le notan los años, está refrigerado por aire y deja la cifra de rendimiento máximo en 10,6 CV. Números aparte, en conducción real no se notan tantas diferencias ya que el modelo de Hyosung pesa 20 kg más, algo que las equipara bastante.

Pese a que el monocilíndrico se desenvuelve muy bien, debemos reconocer que el bicilíndrico de la Aquila ofrece un mayor refinamiento en todo el rango de revoluciones. Un detalle curioso y, a nuestro entender, positivo es que la Keeway mantiene el sistema de arranque por patada, un elemento que a muchos nos hubiera encantado tener cuando fuimos a arrancar nuestras motos al término del confinamiento.

Para pasear

Los dos modelos venidos de Asia ofrecen unas sensaciones dinámicas muy similares. Quizás, la Hyosung regala algo más de aplomo en apoyos fuertes, aunque no tenemos muy claro si esto es debido a un mejor chasis o a una rueda delantera de mayores proporciones. Ninguno de estos modelos es apto para llevar ritmos elevados. El tarado de las suspensiones es, en ambos casos, blandito y apuesta claramente por el confort. De hecho, la postura de conducción es muy relajada en las dos monturas y los estribos tocarán con facilidad en inclinaciones agresivas.

Más adelantados en la Keeway, los estribos de ambas motos dificultan la circulación en entornos urbanos y en virajes pronunciados, limitando su hábitat natural a ritmos suaves y desplazamientos cortos. La situación más atrasada de los estribos en la Hyosung invita a dejarse ir algo más gracias a una postura un tanto más deportiva. El filtro de aire colocado a lo Harley Davidson XR 750 se puede tornar algo incómodo con el paso de los kilómetros en la Aquila. En cualquier caso, los equipos de frenada monodisco con sistema CBS son correctos, pero no son capaces de aportar una mordiente suficiente como para incitar a apurar mucho las curvas. En el apartado dinámico, la enorme diferencia de precio nos parece que no queda tan justificada. 

Precio dispar

Las dos motocicletas representan una aproximación al mundo custom desde el punto de vista estético. Ambos modelos cuentan con un equipamiento básico y muy similar. El reloj totalmente digital de la Keeway es muy moderno y el de la Hyosung cuenta con un cuentarrevoluciones analógico y un pequeño display LCD. Los dos sistemas son de fácil lectura y ofrecen, prácticamente, la misma información. Nos ha sorprendido la ausencia de pulsadores de intermitentes al uso en la Keeway, que apuesta por pulsadores independientes en cada lado del manillar, al estilo puramente Harley… misterios de la vida.

Ambas marcas ofrecen una motocicleta solvente y fiable. Los dos constructores asiáticos han refinado sus productos a unos más que correctos estándares de calidad europeos. Con unos precios de 3.795 € para la Aquila y 2.399 € para K-Light, la notable diferencia de precio se nota tanto en la calidad global del producto, como en su tecnología, si bien ambas cumplen de forma parecida sus cometidos. Sin embargo, la suma que se exige por la K-Light 125 es francamente muy competitiva y ofrece una ratio entre calidad y precio muy buena. Ambos modelos ofrecen un funcionamiento y unas cualidades dinámicas similares y cuentan con los mismos inconvenientes respecto a practicidad. El presupuesto de compra y aquello tan subjetivo como es el gusto serán los principales factores a tener en cuenta para poder escoger entre una u otra.

HYOSUNG AQUILA GV125S

  • Motor: bicilíndrico en V a 60°, OHC, 4 válvulas, refrigeración líquida, 125 cc, inyección electrónica, Euro 4, CBS
  • Potencia máxima: 14 CV
  • Par máximo: 10,1 Nm
  • Capacidad del depósito de combustible: 12 litros
  • Peso: 165 kg
  • PVP: 3.695 euros

LO MEJOR

  • Calidad de construcción
  • Motor único en el mercado
  • Diseño trabajado

LO MEJORABLE

  • Peso elevado
  • Precio elevado
  • Poca polivalencia

KEEWAY K-LIGHT 125

  • Motor: monocilíndrico, SOHC, 4 válvulas, refrigeración por aire, 124 cc, inyección electrónica, Euro 4, CBS
  • Potencia máxima: 10,6 CV
  • Par máximo: 8,9 Nm
  • Capacidad del depósito de combustible: 11,8 litros
  • Peso: 144 kg
  • PVP: 2.399 euros

LO MEJOR

  • Precio accesible
  • Sistema de arranque con patada
  • Estética custom clásica

LO MEJORABLE

  • Tecnología del motor antigua
  • Acabados más sencillos
  • Potencia justita

LA EQUIPACIÓN DE LA PILOTO CLÀUDIA GONZÁLEZ (@claaudssss)

  • Casco Origine Primo West Coast
  • Chaqueta Segura Dorian Lady
  • Guantes OnBoard Stylish Lady

LA EQUIPACIÓN DE LA PILOTO PAULA POSTIGO (@paula.pos)

  • Casco Shiro SH-235 Dreaming
  • Chaqueta Icon 1000 Fairlady
  • Guantes OnBoard Fresh Lady
  • Botas Falco Glory