Honda Africa Twin AS 2020: En la cúspide del trail

Comentarios
0

Ha llegado a nuestras manos (ver reportaje en revista número 288 de MotoTaller junio 2020) una moto muy especial que cristaliza una evolución natural de la maxitrail superventas de Honda. En su versión Sports Adventure, la CRF 1100L Africa Twin es, sin duda, la máxima expresión de la marca en cuanto a todo lo que debe ser una maxitrail de referencia.

La marca japonesa ha tomado la excelente base del modelo anterior y ha realizado una serie de modificaciones en base a tres pilares fundamentales: El motor, la estética y la tecnología. Con todas estas novedades, el nuevo modelo crece en potencia y en carga tecnológica y, además, radicaliza a mejor, esa imagen de moto para ir al fin del mundo. Sin embargo, el precio que Honda le ha puesto a su nuevo modelo también ha sufrido una importante “evolución”.

Víctimas de la normativa

Una de las grandes novedades que han llegado con el modelo de 2020 es su rediseñado bicilíndrico. Los ingenieros de Honda han hecho lo mismo que tantos otros fabricantes para adaptar sus propulsores a la normativa Euro 5. Con la ristra de elemento filtrantes en el postratamiento de los gases emitidos por el tubo de escape, los motores adaptados a la nueva normativa tienden a perder una dosis significativa de potencia máxima y par motor. Para compensar, Honda ha aumentado la cilindrada consiguiendo una ganancia de 6 CV respecto al modelo anterior.

Mirando las cifras se hace difícil no pensar en la enorme diferencia de rendimiento de este modelo respecto a su más aguerrida competencia. Todos los modelos maxitrail de las principales marcas europeas superan ampliamente la Honda. En cualquier caso, sus 102 CV son suficientes para moverla con mucha fluidez, sobre todo, en regímenes altos. Circulando en pistas y, por consiguiente, en la zona media de revoluciones, se echa en falta algo más de “punch”, dejándonos un poco fríos si la comparamos a su antecesora. En carretera, la moto se mueve bien, pero está a un universo de la pegada de sus contrincantes.

Vuelta a los orígenes

El nuevo modelo nipón transmite una imagen muy poderosa y afilada. Honda ha modificado ligeramente todo el diseño para conseguir una estampa más agresiva y compacta. Toda la iluminación, incluyendo las luces diurnas, cuentan con tecnología LED y ofrecen gran visibilidad y modernidad. Su esbelta silueta indica que estamos ante una moto pensada para alejarse del asfalto. Manteniendo las mismas combinaciones de colores, las nuevas decoraciones asemejan la montura a las trail de antaño. La nueva pantalla TFT aporta ese plus de modernidad necesario en un modelo de referencia. Como viene siendo habitual en los modelos de Honda, la calidad de los plásticos y los ajustes es muy buena

Pese a que en esta versión se ha rebajado la altura del asiento y con este situado en su punto más bajo, la Sports Adventure sigue siendo una moto alta no apta para todo el mundo. A su favor, encontramos una conseguida y confortable ergonomía que, en conducción offroad, es excelente y permite un control total del vehículo.

Claroscuro tecnológico

La CRF 1100 ATAS ha incorporado dos novedades tecnológicas muy necesarias en este segmento premium al que aspira dominar. La primera mejora enormemente las cualidades dinámicas de la moto gracias a la inclusión de unas nuevas suspensiones electrónicas. La segunda gran “mejora” consiste en una nueva pantalla táctil muy poco intuitiva y demasiado complicada para ser manejada en marcha.

Las nuevas suspensiones electrónicas de Showa son un auténtico acierto para una motocicleta que ronda los 250 kg de peso y elevan al modelo a una nueva categoría. Su funcionamiento nos ha parecido muy bueno y capaz de modificar por completo el carácter de la Honda, de hecho, podríamos decir que, con estas suspensiones, tenemos dos motos en una.

En configuración offroad, la moto va fantásticamente bien ofreciendo un tarado blando que no se descompone en ningún momento y una capacidad de absorción superlativa. Sobre asfalto, las suspensiones se tornan mucho más firmes y permiten una enorme precisión de guiado y aplomo. La frenada es muy buena en todo tipo de condiciones y solo podríamos criticar un tacto algo esponjoso de la maneta. En el apartado dinámico, Honda ha realizado un gran trabajo de puesta a punto.

El manejo de la avanzada suspensión, sin embargo, o no aprueba o se queda en un mero aprobado. Estamos hablando de la otra gran novedad de este modelo, es decir, su nueva pantalla de 6,5” integrada en el tablero desde la que se configuran todos los parámetros. Honda ha instalado una pantalla táctil con la que no se puede hacer nada con los dedos. Nos ha parecido un sistema muy complicado de manejar y siempre se tiene que recurrir a una compleja y abarrotada piña izquierda que, en circulación, es prácticamente imposible operar. Se pueden elegir cualquiera de los modos preestablecidos (Grava, Offroad, Tour y Urban) y dos más configurables, pero no se puede modificar únicamente la dureza del tarado, por ejemplo. En cambio, el sistema exige que te detengas y configures un perfil entero para cambiar un solo parámetro. Eso sí, su sistema permite modificar desde la visualización de la pantalla, elegir cualquiera de los siete niveles de intrusión de control de tracción o los cuatro niveles del ABS e, incluso, esta Africa Twin permite modificar la intrusión del antirebote con tres niveles más. Anotando un tanto, diremos que el software de Honda es compatible con Apple Car Play y Android Auto. Por desgracia, todo el sistema parece ser innecesariamente complicado.

La nueva CRF 1100 ATAS es una clara evolución respecto al modelo que reemplaza. Sin embargo, parece que no acaba de coger el impulso necesario para alcanzar a sus rivales europeos. Es cierto que la potencia del propulsor no es estratosférica, pero sí más que suficiente en carretera y sobrada fuera de asfalto. En pistas offroad es donde la Adventure Sports brilla con luz propia y otorga un control total para ser una gran maxitrail. Sin tener en cuenta su tedioso sistema operativo, por calidad y diseño este modelo seguirá cautivando a miles de motoristas, sobre todo, a aquellos que tengan la intención de ensuciarse. Su nuevo precio, de 18.300 €, supone un notable incremento que la acerca demasiado a otros modelos más prestacionales.

HONDA AFRICA TWIN CRF 1100L ADVENTURE SPORT

  • Motor: Bicilíndrico en paralelo, 1.08 cc, 8v, DOHC, refrigeración líquida, Euro 5, ABS+TC
  • Potencia máxima: 102 CV
  • Par máximo: 105 Nm
  • Capacidad del depósito de combustible: 24,8 litros
  • Peso: 240 kg.
  • PVP: 18.500 euros

LO MEJOR

  • Comportamiento off road excelente
  • Suspensión electrónica Showa
  • Diseño atractivo y moderno
  • Propulsor adaptado Euro 5

LO MEJORABLE

  • Complejo funcionamiento de la pantalla
  • Potencia baja frente a rivales
  • Precio elevado

EQUIPACIÓN DEL PILOTO (Ernest Vinyals)

  • Casco: Scorpion ADX-1
  • Conjunto: RST Adventuree III
  • Guantes: Onboard MX3
  • Botas: RST Adventure II WP
  • Bolsa trasera: SW-Motech Rearbag

También te puede interesar:

Publicidad
Hanway

COMENTARIOS
0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*