Harley-Davidson – Lambretta Zaragoza: “Cumpliendo sueños”

Comentarios
2

“Ofrecemos un servicio personalizado, la máxima atención y un trato cercano y familiar. Piensa que aquí no expendemos motos, sino que hacemos realidad los sueños de nuestros clientes. Nosotros vendemos un estilo de vida”, así define Álvaro Pina todo lo que conlleva estar al frente de un concesionario de Harley-Davidson. Nuestro protagonista es el responsable de ventas tanto de la marca americana como de Lambretta, la otra marca de la que disponen en estas enormes instalaciones. Álvaro entró en la concesión de Harley-Davidson con apenas 16 años ya que siempre había sido un apasionado tanto de las motos como del universo Harley.

La firma de Milwaukee cuenta con un concesionario en la capital de Aragón desde 1998. En 2016, este concesionario fue absorbido por el Grupo Augusta Aragón, entidad que aglutina tres marcas de coches, BMW, Mini y Suzuki, y otras tres de moto, Harley, BMW Motorrad y Lambretta. Gracias al hecho de pertenecer a este gran grupo, el concesionario de Harley ha podido elevar los estándares de calidad para un cliente que tal como lo define Álvaro, “vive por y para su moto. Son personas que quieren llevar una motocicleta icónica y disfrutar de ella”. Buen ejemplo de esta pasión es el de un cliente que lleva 25 años ahorrando para una Fat Boy, la moto de Terminator. “Cuando ayudas a una persona a hacer su sueño realidad es algo bonito. Mucha gente se emociona, es algo más que tener una moto”, afirma Álvaro.

En cuanto al perfil de cliente de la marca, Álvaro destaca como la edad media del comprador ha bajado mucho ya que la marca ha hecho un esfuerzo por modernizarse y atraer a un público más joven afirmando, “A nosotros nos pareció un error dejar de comercializar las Harley más asequibles que se podían comprar por alrededor de 10.000 euros.” En cualquier caso, el responsable de ventas remarca el buen recibimiento que están teniendo los dos últimos lanzamientos, la Sporster S y la Pan America. De hecho, Álvaro confiesa como tienen rotura de stock en ambos modelos debido a una crisis de componentes que no solo afecta a la entrega de moto nueva, sino que también está dilatando absurdamente la llegada de recambios que pueden tardar hasta 8 meses. Esta situación está forzando al concesionario a recurrir al mercado aftermarket para poder ofrecer una solución rápida. Esto demuestra, una vez más, la vocación de servicio que demanda el cliente de esta exclusiva marca.

Por todos es sabido que al comprar una Harley-Davidson se está adquiriendo un lienzo en blanco. En este sentido, el responsable de ventas afirma, “Lo bueno que tienen las Harley es que es una moto completamente personalizable. Una vez comprada la moto, a nosotros nos llega de base. En nuestro taller montamos todos los accesorios que el cliente quiera a diferencia de tantas otras marcas”. Álvaro nos cuenta como cerca de un 80% de los clientes suele recurrir al enorme catálogo de accesorios originales de la marca para personalizar su motocicleta. De igual modo, el mismo porcentaje de clientes también confía en ellos para realizar los mantenimientos. Por este motivo, todos los operarios que conforman el servicio oficial de la marca americana cuentan con la categoría “Master Level”, es decir, la más alta otorgada por Harley. Esto se consigue gracias a la política de formación continua que practican en la concesión.

El concesionario aragonés cuenta con un espacio con 1.200 m2 y una plantilla de cinco profesionales dedicados a la exposición de moto nueva, a la venta de merchandising y recambios y al servicio oficial y reparación. “La boutique está completamente montada como si fuera una tienda de ropa donde tenemos más de 1.500 referencias. La línea de ropa de Harley antes era mucho más yankee y ahora tenemos unos diseños más modernos y atractivos a la que se ha añadido la línea de ropa trail”, afirma Álvaro al respecto.

Por si esto fuera poco y siguiendo la línea de los grandes concesionarios encontrados en EEUU, nos topamos con una hamburguesería llamada “Burger-Cafe 84”. Este restaurante familiar con comida de alta calidad sirve para celebrar encuentros con la comunidad y para crear sinergias. En definitiva, Harley-Davidson Zaragoza crea una experiencia 100% americana que es capaz de ir mucho más allá de ser un simple concesionario.

Lambretta Zaragoza
Hace poco más de tres años que se creó un “corner” donde comercializar Lambretta. Álvaro nos cuenta cómo querían coger una segunda marca de motos utilitarias. “Lambretta nos cuadró por diseño y por historia. Es un clásico igual que Harley. Son dos marcas de toda la vida y de todo el mundo. Son motos muy bien terminadas, con un servicio de marca excelente y, además, tiene muchos accesorios muy detallistas”, afirma el responsable de ventas. El espacio dedicado a la marca de escúteres es de 30 m2 y comparte taller con Harley. Lambretta Zaragoza, nombrado alguna que otra vez como concesionario del mes en España, se beneficia de las sinergias creadas por compartir espacio con Harley-Davidson. En este sentido, Álvaro destaca que tienen varios clientes de la marca americana que compran una Lambretta para moverse cómodamente por la ciudad.



También te puede interesar:

Publicidad
Metzeler Promo Pirelli 2022

COMENTARIOS
2
Añadir comentario

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*