Fantic resucita la Caballero

Comentarios
0

Sólo aquellos con unas pocas décadas de motociclismo a sus espaldas recordarán todo lo que llegó a ser una marca como Fantic durante los 70 y los 80. El fabricante italiano ha resucitado uno de los mitos del offroad del país reviviendo la denominación Caballero y diseñando una moto con guiños al pasado, pero con una imagen moderna y musculosa. Los nuevos Caballero Scrambler y Caballero Flat Track son dos modelos de inspiración enduro “vintage”, tal y como lo describe la propia marca, que se podrían englobar bajo el concepto Scrambler que tan de moda está actualmente. Ambas variantes están disponibles en tres cilindradas con propulsores de 125cc, 250cc y 500cc.

La Caballero Flat Track tiene un enfoque asfáltico, un carácter que se puede observar desde el primer momento en el que se entra en contacto visual con la moto. La versión Caballero Scrambler, como no podía ser de otra manera, presenta una imagen más endurera sin llegar a ser una pura offroad. Los diseñadores de la firma de Treviso (Venecia) han apostado por hacer algunos guiños al pasado como el llamativo depósito rojo, la placa porta-números lateral amarilla o las ruedas de tacos.

Cabe destacar como, pese a ser una motocicleta con tres potencias distintas, la Caballero fue concebida con la intención de albergar, en su corazón, un propulsor de medio litro, es decir, su gran parte ciclo va fantásticamente bien con el motor grande. Con los propulsores de cuarto u octavo de litro, esta moto cuenta con una componentística muy holgada en cuanto a calidades y dinamismo. Las potencias de 15 CV y 28 CV correspondientes a la 125cc y 250cc, son desarrolladas por motores fabricadas por Minarelli. El propulsor más potente, que realmente cubica 450 cc, obtiene una potencia máxima de 43 CV y está fabricado por Zongshen. Todas las potencias están asociadas a una caja de transmisión de 6 velocidades.

El chasis de las Caballero es de doble cuna realizado en tubo de acero y soportado por un completo sistema de suspensiones con horquilla invertida, delante, y amortiguador con bieletas, detrás. El sistema de frenada está firmado por el especialista Brembo, con anclaje radial y el pertinente sistema antibloqueo ABS. Firmando el escape elevado con doble salida biselada de las Caballero nos encontramos un fabricante de prestigio como es Arrow que, junto con el manillar cónico, el faro redondo con iluminación LED y un guardabarros recortado, confieren a estas Fantic una imagen muy cañera. Por otro lado, la instrumentación con pantalla digital, un depósito de 15 litros y un vistoso asiento fileteado acaban de redondear un producto muy bien rematado.

Con toda esta herencia, imagen y tecnología, las Fantic Caballero anuncian un precio de salida de 5.199€ para la versión 125cc, piden 6.299€ para la 250cc y la versión más capaz deja la calculadora en unos 7.299€, un precio acorde a la imagen y capacidad de estas motos. Las Fantic llegan a España de la mano del importador aragonés On Time.

COMENTARIOS
0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*