El protocolo de comunicación Can-Bus de Suzuki

Comentarios
0

El modelo de Suzuki V-Strom DL 1050 que salió al mercado a finales del 2019 ha sido el primero de la marca nipona en equipar el protocolo de comunicación CAN-BUS. Y no será el último en montar dicha tecnología ya que ofrece muchas ventajas respecto a los demás protocolos.

La comunicación CAN es uno de los protocolos de comunicación más usados cuando hablamos de motocicletas de gama media-alta y con un equipamiento electrónico completo. El sistema CAN-BUS permite interconectar las múltiples unidades de control e intercambiar la información a una velocidad de 500 kb/s, hecho que permite simplificar la instalación eléctrica evitando la duplicidad de sensores.

Toda la información se intercambia gracias a la conexión en paralelo de todas las centralitas que conforman el bus mediante dos cables trenzados, denominados CAN-H (señal alta: 2.5 v-3.5 v) y CAN-L (señal baja: 1.5 v-2.5 v).

Tal y como establece la normativa EURO V, el sistema electrónico de gestión de motor debe tener un sistema de diagnosis electrónico (OBD). Suzuki ha integrado el sistema de diagnosis a través de CAN BUS, de este modo se pueden diagnosticar las distintas unidades electrónicas usando únicamente el conector OBD estándar para motocicleta de 6 pines establecido como obligatorio a partir de enero de 2020.

Centrándonos en el modelo de la marca japonesa, analizamos los distintos sistemas electrónicos que pueden llegar a equipar. Ya que el ABS/HU es opcional, existe la versión con ABS estándar:

  • ECM (1): Se encarga de la gestión de la inyección y del sistema de encendido para el óptimo funcionamiento del motor en todo momento. Gracias a la incorporación del acelerador 100% electrónico, incorpora también el sistema de control de velocidad de crucero y el control de tracción.
  • ABS/HU (2): Sistema antibloqueo de freno con seguimiento de movimiento, así denomina Suzuki a su sistema de control hidráulico que, no solo permite evitar el bloqueo de las ruedas en fase de frenada como un ABS convencional, sino que también, trabajando junto a la IMU, es capaz de dosificar la presión hidráulica en función de la posición de la moto o de la carga. El nuevo sistema de frenos permite equipar un sistema de ayuda de arranque en pendiente.
  • IMU (3): Es la Unidad de Medición Inercial. Combinando señales del sensor giroscópico de 3 ejes  y el acelerómetro de  3 ejes determina el movimiento completo de la motocicleta.
  • Cuadro de instrumentos (4): Pantalla TFT completísima donde se refleja toda la información necesaria para el conductor y da acceso a los menús de configuración del vehículo.
  • Conector de diagnosis OBD (5): En las unidades ECM y Cuadro de instrumentos se encuentran las resistencias finales del BUS. Este hecho hará que sea imposible arrancar el motor con la falta de cualquiera de las dos unidades ya que el BUS quedaría abierto y la comunicación entre unidades interrumpida con el peligro para la seguridad que ello comportaría y a lo que se debería sumar el mal funcionamiento del vehículo.

La configuración con sistema CAN-BUS permite, por ejemplo, que el cuadro de instrumentos reciba toda la información procedente de las demás unidades tan solo por los dos cables del BUS como la velocidad del vehículo, las revoluciones y la temperatura del motor, la marcha engranada, una posible avería del motor, el funcionamiento del ABS o del control de tracción, etc.

UNA DOCUMENTACIÓN TÉCNICA DE BERTON

Este artículo sobre el CAN-BUS de Suzuki lo hemos publicado en el número 290 de MotoTaller correspondiente a septiembre.

También te puede interesar: