Ducati Multistrada 1200 S

Comentarios
0

A LA CARTA

¿Por qué conformarse con un simple menú cuando podemos deleitarnos escogiendo lo mejor a la carta? Lo habitual suele ser lo primero ya que la oferta se limita a ofrecer plato único, sin embargo, los grandes gourmets no pueden conformarse con semejante “vulgaridad”, ellos han de ofrecer ciertas delicatessen sólo aptas para los paladares más exquisitos. Los chefs de Ducati, siguiendo esa línea, han preparado un lujoso festín, un banquete que eresponde al nombre de Multistrada 1200.
La marca de Borgo Panigale sabe mucho de alta cocina y todavía más de fabricar motos, de modo que en un alarde de “savoir faire” ha Guisado una auténtica maravilla, capaz de dar cumplidas satisfacciones en todos los terrenos, urbes congestionadas, carreteras reviradas, autopistas y autovías e incluso en pistas de tierra. Una verdadera multiuso pero con planas garantías de satisfacción en todas sus facetas.

La nueva Multiestrada nace con la vocación de no quedarse a medias en nada, no es ese su espíritu y para ello Ducati ha recurrido a la última tecnología de la marca, una capacidad que le permite modificar electrónicamente la entrega de potencia y par, el tarado de las suspensiones y el control de tracción para adaptarse a las necesidades del piloto en cualquier circunstancia. Y todo gracias a sus cuatro modos de conducción programables: Sport, Touring, Urban y Enduro.
Pero no adelantemos acontecimientos y vayamos por partes. El punto de partida de la Multistrada 1200 es su nuevo motor Testastretta – derivado del utilizado por la 1198 – con algunas modificaciones. Por ejemplo, el ángulo de cruce de válvulas es de sólo 11º, frente a los 41° que utiliza el motor de la SBK. El resultado es una menor carga de gases de escape y una combustión mucho más suave y fluida, además de una reducción del consumo de combustible (alrededor de un 15%) y una rebaja de emisiones de CO2 de hasta un 65%.
No se trata de un motor “descafeinado” ya que sigue ofreciendo 150 CV y 12.1 kgm de par, sencillamente y gracias a nuevas tomas de admisión y escape, así como a un nuevo diagrama de distribución y la reducción de la relación de compresión, se ha logrado una curva de par más consistente a bajas revoluciones y más constante en toda la banda.
La caja de cambios y la transmisión final adoptan una sexta marcha con mayor desmultiplicación para optimizar el consumo reducir las vibraciones, en tanto que el embrague dispone de un sistema “antirebote” y emplea un mecanismo de servo-asistencia que presiona los discos a la vez.
Finalmente, los escapes, de esquema 2-1-2, cuentan con sendos silenciosos de aluminio que contienen el catalizador y materiales absorbentes, asomando por el lateral inferior derecho.

La diferencia
Sin embargo la gran evolución recae en la electrónica del conjunto. Sin ir más lejos la Multistrada 1200 monta un acelerador electrónico ride-by-wire y cuenta con 3 mapas diferentes de potencia, mientras que el DTC o Control de Tracción Ducati emplea 8 niveles de “intervención”. Aún más, en la versión S, el sistema DES (Suspensión Electrónica Ducati) configura la suspensión para ajustarse según la carga; sólo “piloto”, “piloto y pasajero” o “piloto, pasajero y equipaje”.
Todo un conjunto que se concreta finalmente en cuatro modos de conducción configurables. Modos que ofrecen un comportamiento adaptado a circunstancias muy diferentes.
Así el modo Sport ofrece 150 CV y todo el par con unos tarados de suspensión de talante deportivo, mientras que el control de tracción pasa automáticamente al nivel 3, con poca intervención para dar una mayor sensación de deportiva.
El modo Touring también rinde 150 CV, sin embargo, la entrega de potencia está diseñada para ser más suave y progresiva. En este caso el control de tracción se encuentra en el nivel 5, o sea, intervención media y las suspensiones se configuran para ofrecer el máximo confort.
En el modo Urban , la potencia se limita a 100 CV y la suspensión se regula en su tarado más blando, en tanto que el control de tracción sube hasta la posición 7. Por último, en el modo Enduro la potencia se queda también en 100 CV, se suaviza su entrega y las suspensiones elevan su altura, mientras que el control de tracción se reduce al nivel 1.
Como vemos, la electrónica no se ha limitado a gobernar la termodinámica de la Multistrada 1200 y es igualmente parte fundamental de la parte ciclo. En concreto de las suspensiones.

Ajustables al milímetro
Las versiones ‘S’ están equipadas con la última generación de horquillas Öhlins de 48 mm., dotadas de la tecnología Ducati Electronic Suspension (DES) que permite ajustar la precarga, la extensión y la compresión desde el panel de instrumentos. Del mismo modo el monoamortiguador Öhlins se ajusta electrónicamente en todas sus vías.
Además, esa regulación puede hacerse tanto con los modos pre-establecidos por Ducati como de forma independiente por el conductor.
Las versiones básicas se conforman con una horquilla invertida Marzocchi de 50 cc. y un amortiguador Sachs, totalmente ajustables.
La estructura principal sigue la línea habitual de la casa con su característico bastidor multitubular que emplea en este caso tubos de mayor diámetro, con dos secciones centrales en aluminio y ofrece un 10% de rigidez torsional más que la anterior Multistrada 1100.
Los frenos delanteros emplean pinzas radiales Brembo de 4 pistones, con bomba radial y maneta regulable y una pareja de discos de 320 mm., mientras que el trasero luce un solitario rotor de 245 mm. con una pinza también Brembo. Asimismo la Multistrada está equipada con un sistema ABS Bosch-Brembo – opcional en la versión básica y de serie en las versiones S – susceptible de ser desconectado a voluntad y que vuelve a activarse automáticamente cuando se pone en marcha la moto.
Respecto a las ruedas, todas las versiones emplean llantas de aleación ligera de 10 radios y 17” que montan neumáticos Pirelli Scorpion Trail, especialmente desarrollados para este modelo, con un compuesto central más duro que los flancos.
Por otra parte, el equipamiento de la Multistrada 1200 ha sido ideado para responder a cualquier tipo de solicitud, desde la conducción más deportiva a los viajes de largo recorrido.
Así, la moto dispone de una guantera una en la parte derecha además de contar con un hueco de 3 litros de capacidad bajo del asiento del pasajero. Asiento que resulta extremadamente cómodo y se divide en dos piezas diferenciadas para piloto y pasajero. La pantalla es ajustable en altura y tras ella se extiende una gran pantalla LCD con la información principal y una pantalla circular, también LCD, que muestra el modo de conducción seleccionado, la autonomía, consumo, media de consumo, consumo instantáneo, media de velocidad, temperatura exterior, cronómetro y aviso de hielo. Cuando está parada, esta segunda pantalla visualiza un menú para ajustar los distintos parámetros de las diferentes funciones.
El faro es simétrico y emplea cuatro lámparas halógenas y el depósito de combustible de 20 litros proporciona una autonomía de alrededor de 300 km. No faltan un par de tomas de 12V situados a cada lado del asiento del conductor.
Otro detalle “high-tech”, la llave es electrónica y se comunica con la moto desde aproximadamente 2 metros, reconociendo el código introducido, activando los sitemas electrónicos y permitiendo arrancarla simplemente presionando el botón de ignición. Esta llave se convierte en un de tipo convencional para abrir el asiento y el depósito de combustible.
Finalmente distinguiremos las diferentes versiones de la nueva Multistrada 1200 ya que además de la versión básica, encontramos las versiones ‘S’ que disponen de ABS de serie y el sistema DES (Suspensión Electrónica Ducati. A su vez, la versión ‘S’ cuenta con dos opciones de equipamiento: Sport Edition y Touring Edition. La primera luce varios componentes en fibra de carbono, la toma de aire frontal, las tapas de distribución y los extractores de aire laterales, mientras que la segunda ofrece un caballete central, puños calefactables y maletas de 57 litros.

Sorprendente
La presentanción de este modelo consistió en un recorrido entre Barcelona y Valencia con todo tipo de asfaltos y trazados, dando como resultado un sobresaliente para la nueva Ducati en todos los terrenos.
En resumen podemos hablar de una moto cómoda, en la que los kilómetros no pesan y que permite diferentes posturas a la hora de conducir/pilotar sin mayores dificultades. La protección frente al viento es bastante efectiva y por lo que se refiere a sus posibilidades de reglaje, requieren un pequeño “briefing” inicial para hacerse a la idea de lo que ofrece toda su electrónica. Ya habrás deducido que probamos la versión “S” y su respuesta es la siguiente; en el modo Urban es toda una delicia en ciduad, suave y con unas sunpensiones confortables permite callejear y sorterar las filas de coches con sorprendente agilidad peso a su volumen. Su peso de 189 kilos en seco no se deja notar, gracias a unas masas muy bien centradas, y la altura del asiento de 850 mm. permite llegar con un pie al suelo sin demasiadas cabriolas.
En carretera podemos optar por el modo Touring o el Sport, con las características ya mencionadas y el resultado es una máquina efectiva al 100. Devora las curvas con sorprendente eficacia y por muy revirado y ratonero que sea el trazado la Multistrada se ciñe a la trazada sin problemas mientras que su explosivo motor te saca sin titubeos de la curva, catapultándote a la siguiente de forma casi instantánea. En curva de radio más amplio, la estabilidad es total y la confianza ciega en sus posibilidades, mientras que en recta el aplomo es digno de elogio.
En definitiva, un total acierto a la primera, del que podríamos estar hablando páginas y páginas en virtud de sus múltiples posibilidades de regulación que la convierten en otras tantas motocicletas.
Nos faltó rodar por tierra, pero a buen seguro que la Multiestrada no defraudará en ese terreno tampoco; su agilidad y facilidad de pilotaje, sumado a unas suspensiones de calidad y unos neumáticos que aunque de dibujo asfáltico demostraron grandes cualidades, pueden ofrecer recorridos importantes por pistas. Todo un mundo a descubrir.
Su precio en la versión básica es de 15.245 euros, que se elevan a 16.245 si optamos por el ABS y que en las versiones “S” alcanza los 19.295 euros.