Ducati Diavel MY2014: la bestia embellece

Comentarios
0

Ducati ha rejuvenecido una de esas pocas motos que se pueden calificar como únicas, la ha dotado con una nueva evolución del Testastretta 11o y diversos detalles estéticos que actualizan convenientemente la atractiva –y diferente- propuesta de la sport cruiser boloñesa.

La Ducati Diavel no deja indiferente. Sea porque te la encuentras aparcada mientras caminas con prisa hacia el trabajo, sea porque la ves pasar mientras te tomas una relaxing cup de café con leche en una terracita de la Plaza Mayor, cruzarte con ella es siempre un ejercicio de riesgo para las cervicales. Su estampa baja y larga, a medio camino entre una estética vintage y ciertas veleidades futuristas, combina detalles que no dejan duda de sus orígenes –ese exhibicionista chasis multitubular enamora igual lo pintes como lo pintes– con otros con los que marca una clara distancia entre la “Diablo” y el resto de modelos salidos de Borgo Panigale. Basta echar un ojo al descomunal –masivo, lo llaman ellos– neumático trasero desarrollado en exclusiva por Pirelli para la Diavel. En resumen, parece que fue ayer cuando se llevaba todos los flashes en el estreno del EICMA de Milán de 2010, pero resulta que va para cuatro años de aquello.

Una vez demostrado que merece la pena hacer apuestas arriesgadas, en Ducati han considerado que era el momento de darle un repaso en serio a su muscle-bike, empezando por su frontal, que ahora cuenta con un nuevo faro de LED (como el resto de la iluminación) en el que se han separado las funciones de luz de cruce y de carretera. De hecho, con las nuevas torretas, el pequeño carenado superior y las tapas de los radiadores laterales rediseñadas, la Diavel ve convenientemente refrescada su imagen, que en esta versión 2015 se disgrega en dos versiones: Diavel ‘a secas’ y Diavel Carbon.

La primera tiene el chasis pintado siempre de negro, igual que las llantas y el escape, mientras que la Carbon está disponible con el chasis en rojo (Carbon Red) o en blanco (Carbon White), combinado con llantas forjadas Marchesi negras y rematadas con aluminio pulido visto, más un precioso silencioso de acero inoxidable.

¿Suficiente? Tal vez lo sería para renovar las exposiciones de los concesionarios, pero en la firma italiana no podían quedarse ahí, y le han metido mano al propulsor, una versión relajada, ‘ma non troppo’, del de la 1198 que puede verse también en la nueva Monster 1200. Denominado Testastretta 11o DS, entrega en esta ocasión los mismos 162 CV que su predecesor, pero llegan a 9.250 rpm, 250 rpm antes. Eso es porque donde realmente se ha querido ganar soltura es en los valores de par motor, con un tope que el nuevo bicilíndrico en L sitúa en 130,5 Nm a 8.000 rpm, 3 Nm más que antes.

Aprovechando la flexibilidad que permiten el sistema Ride-by-wire y la distribución desmodrómica de Ducati, se ha trabajado para mejorar la entrega de fuerza desde el ralentí hasta el régimen de potencia máxima. Las diferencias, sin embargo, van más allá: válvulas de admisión y escape con nuevos asientos y con mucho menos cruce (11o, como su nombre indica, en lugar de los 410 del motor de origen y que suavizan claramente su temperamento) y reubicación de los inyectores, que ahora rocían directamente a la zona de la válvula de admisión.

El sistema de escape también es nuevo, con un gran colector de 58 mm de sección destacando en el sistema 2-1-2, una sonda lambda para cada colector y una válvula de escape para optimizar la presión de los gases en todo el rango de revoluciones.

Y por si todos estos cambios no fueran suficientes, el nuevo motor amplía los intervalos de mantenimiento, con el ajuste de válvulas recomendado cada 30.000 kilómetros.

La nueva Diavel 2014 está disponible por 18.290 €, mientras que la Diavel Carbon arranca en 21.990 €

Publicidad
Super Soco CPX

COMENTARIOS
0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*