Diversión eléctrica con la Volta BCN City 4kWh

Comentarios
0

Atractiva y con un diseño limpio que arroja modernidad y un punto futurista, esta Volta BCN City entra por los ojos. La moto ofrece una notable calidad de fabricación pese a que tiene algunos detalles mejorables. Un claro ejemplo es el asiento del acompañante. Es también la tapa del cable para recargar y no ajusta bien. Sin embargo, en general la City está bien construida y ofrece presencia y aspecto de una motocicleta de mayor potencia. La Volta en versión de 4 kWh es equivalente a una 125cc, si bien dispone de una versión homologable como ciclomotor.

Lo primero que viene a tu mente al observar la componentística de la moto es que su más que correcta parte ciclo pide a gritos más potencia. Su horquilla invertida, el ágil chasis y sus potentes frenos podrían perfectamente digerir más caballos. Recordemos que la potencia nominal de la Volta es de 11 kW o 15 CV, justo en el límite de la normativa para el carné A1, y se nutre por una batería de 4kWh.

Pero la potencia en una motocicleta eléctrica tiene un alto peaje que se llama autonomía. Este es uno de los grandes problemas de la industria de la moto con esta tecnología. A mayor autonomía, se necesita una batería más grande que implica mayor volumen y peso, valores que además crecen de forma exponencial, no linealmente. Se debe conseguir que la batería no sea un armatoste que penalice la dinámica y, a su vez, dé suficiente rango de uso para la vida real.

Los ingenieros de Volta consiguen muy buena nota en el apartado dinámico de la moto. Sin embargo, la autonomía teórica de esta motocicleta en óptimas condiciones es de solo 84 km. La Volta dispone de tres modos de conducción, Eco, City y Sport. La autonomía real que conseguimos nosotros, empleando una conducción urbana ágil y puntualmente con pasajero, dista significativamente de las cifras oficiales. Con una autonomía justa, el tipo de conducción y el acceso a puntos de recarga son factores clave al plantearse la compra de esta moto.

A nivel de prestaciones y como corresponde a una moto equiparable a una 125 cc, acelera bastante bien y con contundencia. Es destacable la entrega de par, de 67 Nm, que permite unas buenas recuperaciones y una velocidad punta de 120 km/h. Todo esto se cumple, siempre y cuando, se circule en modo Sport y a costa de un alto consumo energético. El modo más equilibrado entre prestaciones y autonomía es el City. Este mapa reduce tanto la punta como las aceleraciones, aunque la Volta sigue ofreciendo suficiente empuje como para realizar una conducción fluida. El modo Eco, sin embargo, capa la Volta muy significativamente y pasa a ser un mapa a usar, únicamente, en casos de batería muy baja.

En cualquier caso, se nota la voluntad de la marca por ofrecer una montura muy ágil que te puede hacer disfrutar en un tramo de curvas gracias a un contenido peso de 135 kg y una buena puesta a punto.

La BCN City requiere tres horas para cargarse al 100% porque lo hace desde un enchufe convencional bifase de 220 V. Por un lado, es una ventaja muy grande ya que te permite cargarla en cualquier lado. Por el otro, es un gran inconveniente porqué no se dispone de la opción de carga rápida y los cargadores públicos no suelen tener este tipo de toma. Se carga a través de un cable oculto debajo el asiento del acompañante que, por cierto, suele quedarse corto para llegar a la mayoría de enchufes.

Esta es una moto eminentemente urbana que cuenta con algunos detalles prácticos como un hueco para dejar un casco integral (pequeño, eso sí) bajo el falso depósito con una toma USB. Además, Volta ofrece diferentes opciones de personalización gracias a su catálogo de accesorios.

Se desenvuelve a la perfección en ciudad e incita a ir por carreteras secundarias. Sin embargo, su precio de 10.100 euros para la versión de 4 kWh es un alto coste a pagar por ella, si bien existe una versión equiparable a ciclomotor (3 kWh) por algo menos de 9.000 €. Bien es cierto que gracias a la práctica ausencia de mantenimiento y al buen precio de la energía eléctrica frente a los carburantes, es una inversión recuperable en un tiempo bastante razonable si la usamos cada día como medio de transporte.

Esta Volta navega en tierra de nadie en el mercado. La receta de este modelo es buena, aunque quizás no exista aún mucha demanda para este concepto de moto eléctrica equivalente a una 125, ya que actualmente el mercado de las eléctricas se encuentra muy polarizado entre los abundantes escúteres y las escasas grandes motos. En todo caso, la diversión a lomos de la Volta BCN City está asegurada, aunque vaya ligada a una autonomía justa que sigue siendo suficiente para realizar las conmutaciones diarias del usuario medio.

VOLTA BCN CITY 4 kWh

  • MOT: Motor eléctrico sin escobillas de corriente continua con 3 mapas de conducción.
  • POT. NOMINAL: 14,75 CV
  • POT. MÁXIMA: 34 CV
  • PAR: 64 Nm
  • AUT.: 84 Km
  • PES: 135 Kg
  • PVP: 10.100 €

Lo mejor

  • Agilidad y dinamismo 
  • Aspecto futurista 
  • Hueco bajo falso depósito 
  • Componentes de calidad

Lo mejorable

  • Autonomía mejorable 
  • Ajuste de algún plástico 
  • Radio de giro en parado 

Nuestra motera

Maria Prieto @mariadmaria

Equipación

  • casco: SMK Twister Twilight
  • chaqueta: Onboard Casual Grace
  • guantes: Onboard Contact Air
  • botas: Eleveit T-Sport Lady


También te puede interesar:

Publicidad
Hanway

COMENTARIOS
0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*