BMW Motorrad, Honda y Yamaha apuestan por la conectividad para mejorar la seguridad

Comentarios
0

BMW Motorrad, Honda y Yamaha colaborarán conjuntamente en el desarrollo de los sistemas C-ITS que se van a introducir a partir de 2020 con el objetivo de integrar los sistemas de información y comunicaciones, incluidas las infraestructuras de transporte, vehículos y usuarios; en definitiva fomentar que los vehículos (también las motocicletas) estén conectados con su entorno para mejorar la seguridad vial.

De momento, las tres marcas han anunciado su cooperación en el Connected Motorcycle Consortium, el Consorcio de Motocicletas Conectadas que impulsa la mejora de los sistemas de transporte inteligente y cooperativo en el sector de las dos ruedas. Dicho acuerdo se hizo público el pasado 6 de octubre en el Congreso Mundial ITD celebrado en Burdeos (Francia) y tanto BMW Motorrad como Honda y Yamaha animaron a otros fabricantes a sumarse al Consorcio. “Para acelerar el desarrollo de medidas de seguridad para motocicletas pretendemos colaborar en una correcta implementación de sistemas C-ITS en motocicletas y scooters” señaló Tetsuo Suzuki, director de operaciones de Honda Motor Company.

Los miembros de la Asociación Europea de Fabricantes de Motocicletas (ACEM) ya firmaron en 2014 un memorando que contempla la introducción de los sistemas C-ITS a partir de 2020.

BMW Motorrad, Honda y Yamaha acumulan experiencia en el campo de los vehículos conectados. La marca alemana participó junto con otros fabricantes de automóviles y proveedores en SIM, una prueba a gran escala y sobre el terreno (alrededores de Frankfurt) con vehículos conectados. Por su parte, Honda y Yamaha participaron en el Drive C2X, un proyecto de prueba de la tecnología ITS de ámbito europeo. Ahora unen sus fuerzas para evaluar los principios de los sistemas C-ITS en aras de mejorar la seguridad en las motocicletas. No será tarea fácil porque los sistemas ITS de los coches, que están en una fase más avanzada, no se pueden transferir a las motocicletas debido a su limitado espacio disponible. Así mismo, los sistemas electrónicos destinados a las motocicletas deben ser más compactos y resistentes al agua, al polvo y a las vibraciones y como las motocicletas tienen un comportamiento dinámico muy diferente, no se pueden aplicar los mismos algoritmos ni el mismo software.