Brixton Rayburn 125: Ejercicio de estilo

Comentarios
1

Brixton Motorcycles, marca perteneciente al grupo austriaco KSR, sigue apostando por lanzar al mercado motocicletas estéticamente únicas por un precio asequible. La Rayburn 125 es un festival de diseño que hará que esta moto no pase desapercibida vaya donde vaya. Solo su modesto propulsor quita algo de lustre a esta preciosa y original 125cc que nos ha robado el corazón. 

Si el componente estético siempre ha sido un rasgo característico de las Brixton, con esta Rayburn 125 éste se eleva a la enésima potencia. Los diseñadores de la marca austriaca han realizado uno de los mejores ejercicios de diseño aplicado a una simple y práctica motocicleta de 125cc. El mimo de la Rayburn con sus detalles y acabados es delicioso y consigue una estética totalmente arrebatadora que no pasará desapercibida.

Creemos que ha sido todo un acierto de la marca apostar por la combinación de los azules Royal Blue matt y Horizon Blue matt para el depósito en contraste con el asiento monoplaza de muelles y la bolsa lateral acabados en cuero marrón. Sin duda, esta maravillosa elección de tonalidades dota la Rayburn de una personalidad única. Pero los detalles no acaban ahí. Los neumáticos estriados de tipo balón, delante y detrás, y el manillar ancho y bajo hacen el resto para transmitir la sensación que estamos ante una motocicleta de mayores cilindradas. El transportín situado detrás del asiento, al más puro estilo “old school”, acaba de perfeccionar una sublime puesta en escena con mucha esencia vintage y un cierto aire aventurero.

La base de la moto es la de una Cromwell 125, antiguamente la BX125, de la que hereda todos los componentes mecánicos y su correcta parte ciclo. Al buen chasis de la Brixton le sentaría de maravilla un propulsor más enérgico. Pese a que son suficientes, los 11 CV que declara el monocilíndrico refrigerado por aire limitan la libertad de movimientos a entornos urbanos y a cortos trayectos. La Rayburn 125 sigue siendo una motocicleta ágil, aunque se pierde algo de dinamismo por sus anchos neumáticos. La confortable puesta a punto y su simplemente correcta capacidad de frenada, con CBS, confirman el carácter tranquilo de esta original neoretro.

A tenor de su delicioso diseño, el asiento monoplaza tiene dos leves inconvenientes: es muy duro y resbala bastante tanto en aceleraciones como en frenadas. Estamos seguros que este detalle no le importe demasiado a quien se compra este capricho, pero sí se debe tener en cuenta. Aportando practicidad, contra lo que pueda sugerir su imagen, la Rayburn 125 incorpora una siempre bienvenida toma USB con la que recargar el smartphone y un caballete central, ideal para poder trastear la moto en casa.

Brixton hace una clara apuesta por la estética y por ello ha dotado a esta motocicleta de unos acabados muy cuidados y bien rematados. Está homologada para dos personas y la marca te venderá un asiento biplaza, pero eso implicaría mutilar la bonita imagen conseguida. Sin duda, este bellezón podría haber ido directamente al concurso de transformaciones Brixton Custom Project, una iniciativa de Brixton España de la que seguro sacarán ideas para modelos futuros. Por un correcto precio de 2.999 €, con un año de seguro gratuito, te puedes hacer con este caramelito urbano.

BRIXTON RAYBURN 125

  • Motor: Monocilíndrico, 125 cc, refrigerado por aire, inyección electrónica, Euro 4, CBS
  • Potencia máxima: 11 CV
  • Par máximo: 9,5 Nm
  • Capacidad del depósito de combustible: 14 litros
  • Peso: 134 kg
  • PVP: 2.999 euros (1 año de seguro gratuito)

LO MEJOR

  • Diseño arrebatador
  • Buenos acabados
  • Exclusividad
  • Toma USB y caballete central

LO MEJORABLE

  • Comodidad del asiento
  • Justa de potencia
  • Simpleza técnica

EQUIPACIÓN DE LA PILOTO (Mari Calero, @mariacalero26)

  • Casco Bell Riot
  • Chaqueta Invictus Electra
  • Guantes OnBoard 60’s Eyes
  • Botas Falco Misty

También te puede interesar: