Brixton Crossfire 500 X: Despejando la X

Comentarios
0

La versión X de la Brixton Crossfire 500 añade un punto más campero a una moto que en su momento ya nos pareció sensacional. Con una parte ciclo competente y un propulsor voluntarioso, esta moderna y bella naked nos ha vuelto a encantar tal como plasmamos en el reportaje que le dedicamos en la MotoTaller número 298 mayo 2021.

En octubre del pasado año pudimos poner a prueba el primer modelo de Brixton de 500 cc, toda una gran apuesta por parte de una marca con muchas ganas de crecer. Aquella primera Crossfire 500 estrenaba un nuevo lenguaje de diseño, protagonizado por el depósito en forma de X, montaba un incansable propulsor y contaba con una competente parte ciclo. Esa moto nos dejó con un muy buen sabor de boca gracias a su efectiva simplicidad capaz de arrancarnos una gratificante sonrisa después de recorrer un buen tramo de curvas.

Misma esencia

Nuestros amigos de austriacos de Krems, lugar en el que se ubica el cuartel general de Brixton, han decidido darle una vuelta de tuerca a su naked estrella. La nueva Crossfire 500 X representa una vuelta de tuerca a su exitoso modelo. La nueva naked, ya Euro 5, ofrece algo más de polivalencia gracias a una capacidad offroad ligeramente superior a la de su hermana melliza. Acompañando esta transformación más campera, encontramos algunos elementos que harán que la nueva creación de Brixton sea más efectiva fuera del asfalto.

La Crossfire 500 X sigue ofreciendo una estética entre una café racer y una scrambler aunque con la versión X, se torna algo más descarada. Nos sigue encantando su moderno y vistoso diseño que se acompaña por el escultural, estilizado y característico diseño del depósito en forma de X. Tal como destacamos de la versión estándar, la óptica frontal redonda es uno de los elementos más bonitos de la motocicleta gracias a su circunvalación LED con los cuatro puntos cardinales, así como el nombre de la marca retroiluminado.

Las principales diferencias estéticas que incorpora esta versión X son sus neumáticos mixtos, un nuevo portamatriculas que sale del colín en vez del basculante y un manillar más alto y ancho. Estos tres elementos diferenciales confieren a esta Crossfire una mayor capacidad offroad. Pese a que en ningún caso estamos hablando de una moto para realizar largas rutas por pistas rotas, las nuevas gomas mixtas nos ofrecerán una mayor dosis de grip y confianza sobre superficies deslizantes y piedras sueltas. Los ingenieros de Brixton han tenido que olvidarse del bonito portamatrículas de la Crossfire asfáltica ya que hubiese estado demasiado expuesto a golpes en una conducción campera. Junto con los neumáticos mixtos, el rediseñado manillar es la novedad que nos aporta una notable mejoría sobre el control de la moto. Gracias a su mayor anchura y a una posición más elevada, podremos ponernos de pie con una posición del cuerpo más natural y relajada y nos permitirá dominar la naked con bastante facilidad en situaciones peliagudas.

Divertida

En cuanto a dinámica de conducción, podríamos resumir todos los atributos de la Brixton con un solo adjetivo: divertida. Gracias al excelente chasis y a un neutro y noble comportamiento, esta Crossfire X puede hacernos disfrutar de lo lindo en cualquier tramo de carreteras. La competitiva parte ciclo, compuesta por una horquilla delantera regulable en compresión y un amortiguador trasero ajustable en extensión y precarga, ofrecen enormes dosis de agilidad. En este sentido, vale la pena hacer hincapié en el hecho que muy pocas alternativas del mercado y en este rango de precio ofrecen esta enorme posibilidad de ajustes con unas suspensiones firmadas por un fabricante de prestigio como es KYB. Completando los atributos de la ciclística, nos topamos con un sistema de frenada firmado por J.Juan y la enorme solvencia a la que nos tiene acostumbrados la compañía española. Otro detalle que nos ha gustado mucho es que tanto la maneta del embrague como la del freno delantero son regulables. Punto positivo.

Equilibrada

El propulsor fabricado por Loncin y, ahora, capaz de superar la Euro 5 no ha sufrido prácticamente cambios y sigue siendo un motor alegre y suficientemente contundente para mover holgadamente los 190 kg de peso del conjunto. Con esta Crossfire 500 X, Brixton altera levemente una receta ganadora que combina un gran diseño, un motor solvente, un comportamiento muy bueno y algo más de polivalencia. Por 6.000 euros (precio promo), esta competitiva motocicleta ofrece mucha personalidad, una gran calidad percibida, más polivalencia y lo más importante de todo, mucha diversión

BRIXTON CROSSFIRE 500 X

  • Motor: bicilíndrico en línea, 8V, 500 cc, refrigeración líquida, inyección electrónica, Euro 5, ABS
  • Potencia máxima: 48 CV
  • Par máximo: 43 Nm
  • Capacidad del depósito de combustible: 13,5 litros
  • Peso: 190 kg
  • PVP: 6.199 euros

LO MEJOR

  • Suspensiones regulables
  • Calidad de acabados
  • Comportamiento dinámico
  • Estética original

LO MEJORABLE

  • Falta de explosividad
  • Comportamiento offroad limitado
  • Un solo disco delante

LA EQUIPACIÓN DE NUESTRA MOTERA (Patricia Villa, @ducatricia1098)

  • Casco SMK Eldorado Seven
  • Chaqueta Invictus Electra
  • Botas Falco Dany 2
  • Guantes Turó Urban Golden Brown

También te puede interesar:

Publicidad
TEXA 2021 Internoticia

COMENTARIOS
0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*