BMW NineT Urban G/S, Racer y Scrambler: ¡Hat trick!

Comentarios
0

En la línea actual de todas las marcas, que en pro del ahorro de costes buscan diferentes motos bajo el mismo chasis, BMW entrega tres versiones más sobre la NineT Pure que tantas miradas atrae. Pero, ¡ojo! porque al contrario que con otros fabricantes, éstas son idénticas en el corazón pero distintas en el alma.
Así, tenemos la Scrambler, de suspensiones levemente más altas que la Pure y llantas de radios opcionales que, dicho sea, a nuestro juicio deberían ser de origen ya que se supone una scrambler. La más equilibrada en el universo NineT y la más divertida gracias a su ancho manillar. El “pero” está en los escapes, con los que es fácil quemarse.
La Urban G/S, precisamente la menos “urban” y la más capacitada para uso offroad gracias a su mayor recorrdido de suspensiones. Posiblemente la más cómoda para personas de talla generosa por su postura trail. Con ruedas de tacos es prácticamente un reflejo de las GS 1200 de hace algunas generaciones. Todo en ella (menos los neumáticos) apunta a la tierra pero… ¿no da pena ensuciar una moto tan bonita?
Y para los más “malotes”, BMW dispone de la Racer, más radical en posición y comportamiento, equipa semimanillares y obliga a una postura más exigente. El rendimiento es ligeramente superior y la instrumentación también, es la única que cuenta con dos relojes. Es cierto que ésta supone una inversión de 300 € más al momento de la compra, pues su precio de partida son 14.400 € frente a los 14.100 de las otras dos versiones. Pero estamos totalmente convencidos de que no sólo en términos estéticos, sino también dinámicos y de equipamiento, esos 300 € merecen la pena y dicen mucho de BMW, ofreciendo un producto superior por una diferencia de precio ínfima.

Podríamos explicarte muchas más virtudes y detalles sobre ellas, pero nada de lo que te digamos podrá compararse a la experiencia de conducirlas por ti mismo.

¡¡Ah!! Un detalle a tener en cuenta. Si no te gusta que la gente te mire en los semáforos… ¡estas motos no son para ti!