Blasco Bikes (Zaragoza): “Voy con todo”

Comentarios
0

Sergio Blasco siempre ha sido muy de las dos ruedas. De la bici a la moto. Durante 14 años ejerció de mecánico en un concesionario de camiones, pero la moto siempre ha sido su hobby. Hace cosa de tres años, creó de la nada (bueno, con ingenio) una empresa de compra-venta de motos de ocasión online. “Compraba motos, las reparaba y las vendía. Creo que estaba en auge. Así tanteé el mercado. Alquilé un local en Zaragoza. Era una oficina con un pequeño taller, hacía fotos en un photocall, y las publicaba. Pese a que la inversión era mínima, vendí muchas motos. Una cosa fue llevando a otra. Los clientes me pedían si podía tener un taller, me pedían hacerles cosas a sus motos, y decidí dar el paso y montar el taller, para que el cliente volviera”.  Confiesa que el taller genera un vínculo. De formación autodidacta, lleva ya un año con todo, “con taller, compra venta, moto de ocasión. Todo más completo. En este local, dimos el salto. Lo vimos claro. Hicimos una inversión fuerte pero era un buen lugar, estaba muy adaptado. Metimos equipamientos, y… ¡a trabajar!”.

Mirar de cara a la pandemia
Alquilaron el local en febrero de 2020. A mitad de mes llevaron a cabo la obra que necesitaban, “y nos atropelló la pandemia. íbamos a abrir en abril/mayo. Debido al virus, como tengo muchos proveedores de Italia, tuvimos unos retrasos importantes. Empecé a trabajar sin elevadores. En el barrio no había talleres de motos, eso era bueno”, explica. La acogida de Blasco Bikes fue brutal. Diez motos les esperaban en la puerta nada más empezar. “El primer mecánico que hemos tenido aquí ha sido un amigo mío. Le pedí que viniera porque esto ya no iba solo de reparar. Es facturación, compra venta, recepcionar… Ahora ya somos cuatro. Abrimos el 1 de junio de 2020. No sé si la pandemia vino para mal o para bien pero la movilidad individual creció. Algunas motos paradas han salido de nuevo, nos han venido muchas sin batería… Veníamos del invierno… todas al taller”. Tal como nos cuenta, “Me gusta mucho moverme, no paro. He conseguido llevar el servicio técnico a una compra-venta de la zona, VO Bikes, que trabaja mucho. Es una empresa que vende unas treinta motos al mes de media y a todas las que venden les hacemos revisión pre-entrega”.Es otro gran paso en los inicios. Se hizo, además, con una furgoneta rotulada corporativamente por un amigo.

Proporciona servicio de motos eléctricas para NIU. Trabaja como servicio oficial para SYM y NIU. Nos explica que “en el taller hacemos de todo. No le decimos a ninguna marca que no. Honda, Ducati, Keeway, BMW, Yamaha… Cliente que entra por la puerta, cliente que tiene que quedarse”.



También te puede interesar: