Big Bike (Barcelona): Más Big, más Bike

Comentarios
0

El concesionario y taller Big Bike de Barcelona, liderado por Joan Muns, lleva cerca de dos décadas apostando por dar un servicio técnico con los mayores estándares de calidad posible. Recientemente ha ampliado su actividad empezando a comercializar las marcas del gigante Motorien, incluidas las joyas británicas Norton.

Big Bike es una de esas empresas que se ha convertido, por derecho propio, en un taller y concesionario de referencia en la ciudad de Barcelona. Nos ha recibido su máximo responsable y uno de los dos socios propietarios, Joan Muns, para contarnos las particularidades del negocio y el funcionamiento de las distintas novedades introducidas hace apenas cuatro años. Joan siempre se ha podido dedicar a sus dos pasiones, es decir, la mecánica y las motocicletas. Como muchos propietarios de taller, él empezó trabajando para otro, después, llegó a tener su propio taller hasta que, en 1995, le surgió una gran oportunidad para ir al mundial de motociclismo en el equipo de ´Sito Pons. Esta etapa, de un lustro de duración, acabó por el cansancio acumulado que supone una vida de aeropuertos y ajetreo constante. En el año 2000, Joan regresó a Barcelona con la intención de montar su propio taller y, junto a José Ángel Saz, abrieron el taller multimarca que hoy conocemos como Big Bike.

Tradicionalmente, la empresa catalana se ha caracterizado por tener un potentísimo taller multimarca experto en Triumph y Kawasaki. Tal y como reconoce Joan, “Siempre me han gustado mucho las Triumph, marca de la que fuimos un servicio técnico de referencia para la ciudad y, lo seguimos siendo.” En esta primera etapa, Big Bike se dedicaba, prácticamente en exclusiva, a las funciones propias de un taller. La venta de moto nueva era algo meramente complementario y contaban con una exposición compuesta por varios modelos de distintas marcas.

En este sentido Joan añade, “Yo cogí el local de cara a taller, yo soy mecánico. Entonces, todo estaba enfocado a dar una buena asistencia técnica”. La venta seguiría siendo algo totalmente secundario hasta que entró en escena una de las empresas de importación y distribución más potentes de España como es Motorien. El local de Big Bike cuenta con una localización excepcional, incrustado en el corazón de la ciudad, y un tamaño suficientemente holgado, 280 m2, como para albergar ambos, un gran taller y una variada exposición de motocicleta nueva. De este modo, la empresa catalana remodeló una parte significativa del local para dar cabida a algunas de las marcas con las que trabaja Motorien como Daelim, Hanway y FB Mondial. Joan valora muy positivamente este cambio de rumbo de la empresa, ya que Big Bike ha sido capaz de aprovecharse de este acuerdo para disparar el número de unidades vendidas, actividad que previamente no suponía un volumen significativo. Al respecto, el gerente de la empresa afirma, “Las marcas están funcionando muy bien. Cabe destacar la buena acogida de las FB Mondial y su HPS, ya que no dan problemas, tienen un precio muy bueno y una estética y atractiva. Daelim está sacando modelos muy bien acabados, aunque esta marca, junto a Hanway, entran en ese segmento con una alta competición en el precio”.

No obstante, todos aquellos moteros que se acerquen al local situado en la calle Diputació encontrarán un especial “corner” con algunas de las motos más exclusivas del panorama motociclista como son las legendarias Norton Motorcycles. En su afán por diversificar su oferta de marcas, Motorien decidió incorporar al renacido fabricante británico a su catálogo. Debido a la enorme experiencia y prestigio del taller de Joan, el gran distribuidor pensó en Big Bike para que fuera el primer y único concesionario y servicio técnico de Barcelona para esta histórica marca experta en pulverizar récords en el TT de Isle of Man. Además, el espacio dedicado a Norton cuenta con una pequeña exposición de equipamiento, cascos, chaqueta y ropa de la marca.

Complementariamente, Big Bike es también agente de los accesorios italianos de Rizoma, vendiendo a otros talleres de la zona, de los escapes Yasuni y también comercializa equipamiento de marcas como Origine y Momo. Joan es una persona organizada, metódica y eficiente y esos valores son los que transmite al cliente nada más entrar. El trato directo y sincero y las ganas de hacer bien las cosas son las señas de identidad de una empresa que, además de seguir siendo un taller de referencia, se ha sabido convertir en un potente concesionario para las marcas del archiconocido gigante de la importación española.

 

Incombustible Norton

La marca ubicada en Castle Donington, Reino Unido, ha encontrado en este espacio de Big Bike la ubicación perfecta para albergar un pequeño concesionario en la ciudad. El fabricante anglosajón pasó por diversas fases en las que se llegó a detener la producción. Sin embargo, en 2010, reanudaron su producción con el modelo que les volvería a llevar por la senda del éxito, la Norton Commando 961. Actualmente, la marca de estas exclusivas y artesanales motocicletas tiene una pequeña gama de tres modelos. La evolución de la Commando 961 MKII es la punta de lanza comercial y se vende en dos versiones, Sport y Cafe Racer. A su lado, encontramos la también bella y agresiva Dominator y la brutal V4 RR que, en opción, se puede pedir con todo el carenado en fibra de carbono. Próximamente, Norton lanzará las nuevas Atlas Ranger y Atlas Nomad, modelos que se fabricarán en serie, serán más asequibles y ayudarán a aumentar la presencia de Norton.

Publicidad
Euromoto 85 Putoline 2019

COMENTARIOS
0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*