Benelli Leoncino Trail: Deliciosa en todos los terrenos

Comentarios
0

Ya nos encantó en su día la Benelli Leoncino convencional, con la que además de una sesión de fotos espectacular enfrentada a las Husqvarna Vit/Svartpilen nos fuimos a la Rider 500 decididos a encontrar los límites de su comodidad legendaria. Benelli ha conseguido su producto más redondo (y redondeado) con esta scrambler de nombre evocador que nos remite al pasado de la marca de Pésaro, en el que una Leoncino de 125cc movilizaba la Italia de posguerra en 1954. Esa moto básica pero de encanto indeleble en el tiempo iba coronada por la efigie de un pequeño león (il leoncino, en italiano) en su guardabarros delantero, y ese es un signo de identidad que la nueva Leoncino, la de inyección electrónica, ABS y Euro 4, incorpora como emblema de su linaje.

Enseguida aparecieron los rumores tras la presentación de la Leoncino 500 en 2017. Esos chismes hablaban de una versión scrambler que debía llegar en breve al mercado. Pues aquí la tenemos, la Leoncino Trail, una evolución diver- tida y al mismo tiempo polivalente de la que probablemente sea el modelo más ambicioso de la marca del grupo Qianjiang en los últimos tiempos, ya que tras las versiones con el motor bicilíndrico de 500cc, deben llegar nuevas Leoncino más pequeñas de 125 y 250 y probablemente una por encima, con el motor 750, configurando así toda una familia de motos de sabor añejo pero concepto actualísimo.

La Leoncino convencional ya demostró en su día que se trata de una moto muy capaz de desenvolverse con soltura en casi cualquier carretera, incluso dentro del tráfico urbano. Con un comportamiento muy predecible y neutro, es una moto que te pone las cosas fáciles desde el primer momento, permitiéndote disfrutar del asfalto tanto si decides ir rápido (no al límite, ojo) como si prefieres pasear para disfrutar del paisaje. Con la Leoncino Trail, Benelli repite fórmula adaptándola a un conductor que pretende extender la polivalencia más allá del negro manto de asfalto, ofreciéndole la posibilidad de circular sin estridencias por pistas de tierra de moderada dificultad. No es, por supuesto, una moto de enduro ni una trail, así que no hay que buscarle las cosquillas en la tierra porque se las puedes encontrar fácilmente. Sin embargo, per- mite abrir el foco de tus escapadas de fin de semana y afrontar rutas mixtas con algo de “marrón” sin temor. Morfológicamente, la Leoncino Trail presenta pocas diferencias con su hermana puramente asfáltica (ver cuadro). De hecho, es prácticamente la misma moto, por lo que ambas gozan de las mismas fortalezas: comodidad para piloto y pasajero, confianza en la conducción, agilidad de movimientos, todo envuelto en una estética quizás algo más resultona por las llantas de radios, los neumáticos mixtos y una envergadura algo más corpulenta.

Que nadie crea que con 48 CV es imposible divertirse. El bicilíndrico compartido con la TRK es un motor alegre y que gusta de escalar hasta lo más alto del cuentarrevoluciones, donde se encuentra francamente bien. En la Leoncino el desarrollo de la transmisión parece algo más cerrado que en su prima trail, así consigue una respuesta más viva, aunque menos velocidad punta, cosa que con su estructura naked tampoco es un problema.

Frenada notable sin sobresalir por potencia ni tacto, buen reparto de masas y chasis robusto que transmite buenas sensaciones a nuestras piernas, la Leoncino Trail es la compañera ideal para el uso diario, gusta especialmente al público femenino y además queda bien en las fotos de mirador junto a la carretera hechas en fin de semana. Además, Benelli España la ofrece ahora al mismo precio (5.999 €) que la convencional, así que la elección es puramente una cuestión de gustos.

Puedes ver esta noticia en nuestra revista, entrando aquí.

Publicidad
Euromoto 85 Putoline 2019

COMENTARIOS
0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*