Benelli Leoncino 800 y 800 Trail: “El rey de la selva”

Comentarios
0

La familia Leoncino de Benelli no siempre ha recibido el reconocimiento que merece. Lo cierto es que modelos como la 500, tanto la asfáltica como la trail, son excelentes motocicletas que pueden ofrecer al usuario toneladas de diversión, un diseño original y una súper efectiva parte ciclo para el carnet A2. Con la llegada de sendas versiones 800, la marca nacida en Pésaro sube el listón en todos los sentidos. La 800 asfáltica entra de lleno a un segmento en el que las marcas premium del mercado ofrecen potentes alternativas con un precio bastante cercano. Sin embargo, la 800 Trail consigue desmarcarse convirtiéndose en una de las pocas opciones con esa estética neo-retro y un planteamiento offroad.

Moda italiana
Las Leoncino siempre se han caracterizado por ofrecer un diseño diferente al resto que las hace únicas en el mercado y las nuevas adiciones a la familia no son una excepción. Evidentemente, las nuevas 800 son continuistas respecto a sus hermanas pequeñas. Sin embargo, el fabricante italiano ha apostado por dotar de unas formas más musculosas a la cilindrada que se situará en la cima de la cadena alimenticia. De entrada, se puede percibir como el tamaño de estos modelos es netamente mayor que el de sus hermanas dando buenas pistas de todo lo que es capaz de esta nueva montura.  

Como buenas Leoncino, incorporan los rasgos característicos de la familia como la óptica frontal redondeada, el pequeño león en el guardabarros delantero y esa estética que cabalga de forma tan original entre lo clásico y lo moderno. Quizás, uno de los elementos que más nos ha gustado es esa óptica frontal a la que se le nota el enorme trabajo de diseño perpetrado por Stefano Casanova. En cualquier caso, ambos modelos transmiten una enorme sensación de calidad tanto a la vista como al tacto ofreciendo unos acabados y unos estándares de calidad muy cercanos a las marcas premium del mercado.

Corazón de León
Pese a que las nuevas Leoncino llevan un 800 detrás, lo cierto es que Benelli ha aprovechado la buena base de la BN 752 para animar a sus nuevos moldeos. Es sí, la marca ha realizado una profunda revisión a este propulsor para conseguir un funcionamiento más refinado y progresivo. El bloque se comporta de forma enérgica, aunque necesitará ir alto de vueltas (a partir de las 6.500 vueltas) para que todos y cada uno de los 76,2 CV se pongan a galopar al unísono. El funcionamiento de este propulsor Euro 5 nos pareció bastante bueno y más, en conjunción con una estupenda y bien escalonada caja de cambios. En este sentido, merece especial mención el tacto del pedal de cambio con unos uno recorridos muy cortos y precisos que favorecen la conducción deportiva.

800 asfáltica
La variante enfocada eminentemente al asfalto de la Leoncino es una moto convincente que transmite una imagen musculosa y moderna. No en vano, su enérgico propulsor nos pareció más que suficiente para circular a ritmos alegres. La versión asfáltica incorpora una generosa horquilla invertida de 50 mm de diámetro y 130 mm de recorrido delante y un monoamortiguador central monoshock ajustable en precarga y rebote detrás. A diferencia de la versión trail, esta Leoncino 800 monta llantas de aleación de 17” pulgadas en ambos casos sobre unos neumáticos Pirelli MT60, que son mixtos, pero prefieren el asfalto. El poder de detención de la nueva montura italiana, por su lado, se confía a un doble disco semi-flotante de 320 mm mordido por una pinza radial de 4 pistones delante y un disco de 260 mm con una pinza de doble pistón.

Nuestras primeras sensaciones tras unos pocos kilómetros sobre esta preciosa naked fueron muy positivas. La cómoda postura de conducción hace de la Leoncino 800 una opción perfecta para el día a día que también podremos utilizar para dar rienda suelta a nuestra pasión por nuestro puerto de montaña favorito. Se siente una moto precisa y aplomada que frena a las mil maravillas. Sin embargo, debemos destacar que su peso, por encima de los 220 kg y un tarado de las suspensiones demasiado seco para nuestro gusto, restan un poco de brillo a una dinámica muy bien conseguida.

800 trail
Uno de los elementos que más nos gustan de la variante Trail es su escape elevado. Además de aportar mayor seguridad al estar situado en una posición más elevada, el doble escape de la Trail confiere una personalidad y un toque de distinción que le sienta de maravilla a esta 800. Cómo buena versión campera, el resto de diferencias respecto a su hermana se centran en el conjunto de suspensiones y en los neumáticos. Monta delante una horquilla invertida de 50 mm de diámetro con 148 mm de recorrido y un monoamortiguador central monoshock ajustable en precarga y rebote con 140 mm de recorrido. El resultado directo es una mejor altura libre al suelo, pero también una altura del asiento que se sitúa en 834 mm (sigue siendo bastante accesible). La rueda delantera pasa a tener una llanta de radios de 19” y se mantienen las 17” para la trasera. Las gomas escogidas para esta versión son las prestigiosas Pirelli Scorpion STR. El sistema de frenada es idéntico y peca, en esta versión trail, de no permitir su desconexión en el tren trasero.

Evidentemente, ambas versiones ofrecen un comportamiento similar. Sin embargo, nos dio la impresión que la versión trail ofrecía un mayor confort de marcha en también sobre asfalto. Esto es debido a que el tarado de las suspensiones es más blando y absorbe mejor las irregularidades del asfalto sin llegar a comprometer el dinamismo. Sobre tierra, la postura de pie es razonablemente asequible y cómoda donde la Leoncino 800 Trail ofrece un buen rendimiento y capacidad de control. De nuevo y siendo un elemento algo penalizador, nos topamos con un peso superior a los 230 kg que nos obligará a circular con bastante cuidado en tierra. Sin ser extremadamente grave, esta elevada cifra de peso se debe tener en cuenta, sobre todo, en personas de estaturas medias y bajas. En cualquier caso, sobre asfalto, ambas 800 se muestran ágiles, precisas y extremadamente aplomadas. Debemos reconocer el buen trabajo de la marca por realizar una gran puesta a punto.

Limitables
Como buenas máquinas modernas, ambas Leoncino 800 vienen con un correctísimo equipamiento capitaneado por una preciosa pantalla TFT a todo color con muy buena visibilidad. Pese a que el software es sencillo e intuitivo, debemos destacar que la ubicación de los botones para su manejo en ambas piñas no te pone las cosas fáciles de entrada. En ambas versiones el depósito tiene una capacidad de 15 litros, lo que le otorga una autonomía más que decente. Ya están disponibles en la amplia red de concesiorios Benelli de toda la geografía española. La Leoncino 800 asfáltica se podrás escoger en los colores gris, marrón y verde por un precio de 8.090€ y de 7.790 € para la versión limitada. La versión trail, por su lado, está disponible en los mismos colores y su precio se eleva a los 8.590 € para la versión full power y 8.290 € para el modelo limitado a 35 kW.  



También te puede interesar: