ANESDOR prevé que 2019 se cierre con un aumento de las matriculaciones del 9,8% en España y del 5,4% en Catalunya

Comentarios
0

ANESDOR, la Asociación Nacional de Empresas del Sector Dos Ruedas, ha presentado esta mañana en Barcelona las previsiones de ventas de motocicletas y ciclomotores para este 2019 en España y en Catalunya. Han dado a conocer interesantes datos y cifras el presidente y el secretario general de ANESDOR, Víctor González y José María Riaño respectivamente que también han pasado revista al primer semestre del año y han dado a conocer la opinión de ANESDOR sobre las próximas estrategias medioambientales y de movilidad.

Sobre el primer semestre de 2019, Riaño ha apuntado que en España entre enero y junio se han matriculado 88.039 motocicletas y 8.737 ciclomotores, cifras que representan un incremento respecto al ejercicio anterior del 11,1 y del 30% respectivamente. Ante esta dinámica positiva, ANESDOR prevé que este año se matriculen unas 173.000 motocicletas (un 9,4% más) y 17.500 ciclomotores (un 13,2% más) por lo que el total de motos registrará un crecimiento del 9,8%. El secretario general de ANESDOR también ha dado a conocer todos estos datos referidos a Catalunya donde en el primer semestre de 2019 se han matriculado 22.105 motocicletas y 2.264 ciclomotores, un 2,6 y un 27,2% más respectivamente en comparación con 2018. Las previsiones son que en la comunidad catalana se matriculen este año 44.000 motocicletas (5,4% más) y 4.100 ciclomotores (un 5,4% más) obteniendo un crecimiento medio del 5% este ejercicio 2019. Las motocicletas supondrán un 91% de las matriculaciones.

Los principales factores para el crecimiento del sector están siendo la favorable coyuntura económica actual y la transformación de la movilidad, especialmente en el ámbito urbano” ha explicado Riaño que ha constatado que “los números muestran que los ciudadanos cada vez eligen más moto para realizar sus desplazamientos”.

 

Sobre movilidad, medioambiente y seguridad

Al hilo de la movilidad, ANESDOR ha expuesto en esta convocatoria de prensa una batería de propuestas destinadas a promover unas políticas de movilidad más justas para los centenares de miles de barceloneses que se desplazan en moto a diario.

Barcelona planea activar una Zona de Bajas Emisiones a partir de 2020 y prevé aplicar las mismas restricciones a los coches y a las motos. Los que no tengan etiqueta ambiental no podrán acceder al interior de las rondas. José María Riaño considera que esto “no es justo” ya que “las etiquetas de motos y coches no son equivalentes, como no lo son las de los electrodomésticos: una lavadora A+ no consume como un frigorífico A+”. Las motos producen muchas menos emisiones y deben tener un acceso diferenciado. Cuando el Ayuntamiento aplique las restricciones, no debe dar “café para todos”.

Por otra parte, ANESDOR ha propuesto que en Barcelona se creen plazas de aparcamiento en la calzada hasta alcanzar la equidad proporcional de metros cuadrados en relación con los vehículos de cuatro ruedas. Recordemos que en la ciudad condal hay 290.000 motos, cifra que alcanza el 34% del parque de vehículos privados. El sector de las dos ruedas ha calculado que son necesarias 55.000 plazas específicas para motos para “hacerlas bajar de las aceras”.

Sobre la seguridad, ANESDOR ha apuntado que los usuarios vulnerables (peatones, ciclistas y motociclistas) suponen el 80% de los fallecidos en las ciudades. En Barcelona, en 2018 once de los 21 fallecidos en accidente de tráfico fueron motoristas. Ante estas cifras ANESDOR ha pedido al Ayuntamiento un plan estratégico de seguridad vial para los usuarios de moto que contribuya a pacificar el tráfico. El plan se antoja imprescindible si tenemos en cuenta que desde 2015 no se ha realizado ninguna acción específica al respecto y en estos 4 años el panorama de la movilidad ha cambiado sustancialmente con la proliferación de bicicletas, patinetes, etc.

COMENTARIOS
0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*