Andreani MHS recomienda revisar las suspensiones antes de las vacaciones de verano

Comentarios
0

Los amortiguadores en mal estado repercuten directamente “en la seguridad y en el bolsillo” según Juan Martínez, especialista en amortiguadores de Andreani MHS y asesor técnico de pilotos de alta competición. Así, por seguridad y economía, Martínez recomienda “prestar especial atención al triángulo de seguridad compuesto por neumáticos, frenos y las suspensiones” y añade que “su importancia suele estar menospreciada y olvidada porque no se ven pero lo que hacemos es comprometer la seguridad en carretera”.

Insistiendo en su importancia, Juan Martínez da tres claves para revisar las suspensiones y poder disfrutar de las vacaciones de verano con total seguridad.

Seguir siempre las revisiones preventivas indicadas por el fabricante y el taller: el mantenimiento preventivo de las suspensiones es indispensable por lo que se deben realizar las revisiones periódicas que indica el fabricante y que suelen ser cada 10.000 o 15.000 kilómetros en el caso de las motos (suele estar indicado en el libro de mantenimiento o lo que nos recomiende el taller). En la revisión se deben comprobar tres elementos vitales, las guías de rozamiento, los retenes y el aceite.

Montar unas suspensiones adaptadas a su uso: el técnico de Andreani MHS distingue entre el usuario medio y el avanzado: “El primero es el que utiliza el vehículo con fines cotidianos y el avanzado es el que busca una conducción deportiva y más exigente. En el caso de los primeros es suficiente con la revisión que indica el fabricante o recomienda el taller. En el caso de los segundos, los mantenimientos preventivos deben realizarse una vez al año”. Además, matiza que “es importante saber qué tipo de conducción realizamos porque puede que un usuario medio haga 30.000 kilómetros al año y otro no llegue a los 5.000. Los dos son usuarios medios pero con necesidades distintas. Lo que recomendamos en este caso es que un conductor que acumula muchos kilómetros en poco tiempo debe estar más atento a cualquier posible problema derivado del uso de su moto y avisarlo a su taller”.

Prestar atención a los primeros síntomas de desgaste:Debemos aprender que el gasto del neumático es un reflejo del estado de las suspensiones. Si tus suspensiones no trabajan de acuerdo con tus neumáticos la presión ejercida por tu motocicleta sobre éstos no será la correcta y el desgaste será irregular acortando su vida por lo que repercutirá en nuestra seguridad y en nuestro bolsillo” explica Martínez. Otro síntoma que nos debe llevar directamente al taller son la presencia de marcas de aceite cerca del amortiguador o en el interior del guardabarros. Los que usen poco la moto igualmente deberán revisar las suspensiones cada 2 años.

Publicidad
Texa 2019

COMENTARIOS
0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*