Andrea Locatelli y Emma Bristow, campeones con Galfer

Comentarios
1

El joven piloto italiano Andrea Locatelli, del equipo Evan Bros, se ha proclamado Campeón del Mundo de WSBK en la categoría Supersport 600 tras lograr su novena victoria de la temporada el pasado fin de semana en el Gran Premio de Catalunya. La Yamaha que pilota Locatelli se equipa con frenos Galfer y en el Circuit de Barcelona-Catalunya estrenó unos nuevos discos Galfer Racing JCW1 que ofrecieron unas elevadas prestaciones. El de Locatelli es el segundo título mundial de Supersport 600 que logra el fabricante de componentes de frenado de Granollers (Barcelona) tras el que obtuvo Randy Krummenacher en 2019 también con el equipo Evan Bros y Yamaha.

La temporada de la marca catalana en competición está siendo todo un éxito porque Emma Bristow, con su Sherco equipada con Galfer, ha conseguido su séptimo Mundial de TrialGP gracias a su doble victoria en el Gran Premio de Andorra. Bristow se impuso con autoridad en Andorra y con sus seis victorias se ha proclamado campeona. En el Gran Premio del País de los Pirineos otras dos pilotos equipadas con Galfer acompañaron a Emma en el podio, Berta Abellán (Vertigo) y Sandra Gómez (TRRS) que obtuvieron las misma puntuación.

También te puede interesar: