Alicia Sornosa explica su ruta por Suiza con una Zero SR/F

Comentarios
0

Pau Travel Moto Barcelona, agencia de alquiler de motos de aventura dirigida por Pau Vidal, acogió un acto organizado por Zero Motorcycles Europe en el que Alicia Sornosa relató la ruta de 3.000 kilómetros por Suiza con una Zero SR/F. Sornosa estuvo acompañada por Josef Morat, director de Zero Motorcycles para SEMEA, y Sergi Mejías, responsable de comunicación de la marca californiana en España.

La periodista y motoviajera durante 17 días ha recorrido más de 3.000 kilómetros con una moto eléctrica. Como ella misma explicó, inició la aventura con reservas y con el miedo a lo desconocido pero acabó muy satisfecha y, como subrayó en la rueda de prensa: “creo que todos deberíamos probar una moto eléctrica durante una semana, no solo para ver ir a trabajar por la ciudad si no para hacer un viaje y ver que es factible viajar con estas motos; que es distinto pero divertido”.

La e-Gran Ruta Suiza

La Gran Ruta Suiza es una ruta casi circular de 1.600 kilómetros que permite descubrir los grandes atractivos turísticos del país, una propuesta que nació en 2015 y un año más tarde fue equipada con más de 300 estaciones de carga para convertirse en la primera ruta turística que puede hacerse en su totalidad con un vehículo eléctrico dando pie a la e-Gran Ruta Suiza a la que se apuntó Sornosa. El cantón del Valais, los puertos del Furka y Gottardo, Lugano, Lucerna y Gruyères son puntos de paso por donde la popular motoviajera disfrutó de las prestaciones dinámicas de la Zero SR/F.

Sornosa valoró así la experiencia: “me ha sorprendido mucho. Al principio estaba un poco cagada, tenía miedo de quedarme sin energía, quedarme tirada sin batería. Me parecía complicado y difícil porque había muchos parámetros que controlar pero según han pasado los días es mucho más sencillo de lo que parece. Es divertido, una forma diferente de viajar pero totalmente válida para disfrutar de la moto y de lo que te rodea”.

Preguntada sobre si viajar con una moto eléctrica necesita un gran despliegue, Alicia explicó: “necesita algo de planificación. Antes de salir hay que saber dónde están los puntos de recarga para dirigirte hacia ellos. Además de tener más de uno, y que no estén muy alejados por si alguno no funciona. Ayudarte con alguna de las apps (yo he usado sobre todo Electromaps) para saber la potencia de carga, estado del punto, etc. es indispensable. Según pasan los días te vas acostumbrando y calculando mejor estas necesidades y que no es lo mismo circular por autovía que subiendo y bajando puertos. También aprendes dónde están los puntos de recarga más comunes (centros comerciales, hoteles…) y cada vez resulta menos extraño y se disfruta aún más del trayecto. ¡Cuestión de práctica!”.

Sobre la conducción de la Zero SR/F, Sornosa señaló: “es una sensación distinta. Al principio lo primero que notas, a parte de que no hace ruido, es que el motor no suelta calor, cosa que en verano se agradece bastante. El disfrute de la moto es igual que con una moto convencional. Disfrutas en una zona de curvas, en carretera… eso sí, en silencio aunque tampoco es un silencio absoluto porque estás escuchando el zumbido de la moto. Además, sorprende la entrega de par, de potencia, es insospechada. Por mucho que lo cuente lo tienes que probar para entenderlo”.

También recordó la aventurera que “como siempre, todos mis viajes tienen un fondo social. Creo que es importante llamar la atención sobre pequeños detalles de la vida y en este caso ha sido el cáncer de próstata. Porque se habla mucho de los cánceres de las mujeres, como el de mama, pero menos de los hombres. De ahí su importancia para mí, además de que en mi comunidad en Redes Sociales tengo más seguidores hombres. Un pequeño guiño a ellos”.

Sornosa también reflexionó sobre otras cuestiones interesantes como el bajo nivel de las infraestructuras para la electromovilidad en España pero también en otros países europeos como, por ejemplo, Francia. En este sentido, destacó que Suiza está a años luz de nuestro país, no ya solo por la densidad de electrolineras disponibles sino por lo cuidadas que están y por la calidad de la energía que proporcionan.

Sobre los costes, señaló que ella realizó la ruta de 3.000 kilómetros con la Zero SR/F y su compañero la hizo con otra Zero SR/S y constataron que el coste puede representar un 30% del que hubiera costado realizar la misma ruta con una moto térmica.

También te puede interesar:

Publicidad
TEXA 2021 Internoticia

COMENTARIOS
0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*