AECA-ITV y ANESDOR recuerdan la importancia de la ITV en materia de seguridad

Comentarios
0

La Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnicas de Vehículos (AECA-ITV) y la Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas (ANESDOR) realizaron conjuntamente una rueda de prensa para resaltar la importancia de la ITV en las motocicletas y ciclomotores y los defectos más frecuentes que suelen tener.

Tanto Guillermo Magaz, director gerente de AECA-ITV, como José María Riaño, secretario general de ANESDOR, destacaron la relación directa que existe entre el haber superado o no la ITV y la gravedad del siniestro. Las cifras confirman esta relación: en el último año al menos el 9% de los motoristas fallecidos viajaban en una moto sin la ITV al día, mientras que de otro 7% se desconoce el estado de su inspección técnica. Por su parte, el 10% de los ciclomotores y motocicletas implicados en accidentes graves en el periodo 2017-2019 tenían la ITV caducada en el momento del siniestro. En concreto, el 8% de las motocicletas de más de 125cc, el 11% de las motocicletas de hasta 125 cc y el 16% de los ciclomotores.

Un elevado absentismo en un parque muy envejecido

Garantizar el correcto funcionamiento de todos sus componentes es un factor esencial para mejorar la seguridad de las motocicletas; por ello es tan importante la inspección técnica obligatoria. Las inspecciones cobran mayor relevancia en el caso de nuestro país al contar con un parque de motocicletas muy antiguo. Cifras oficiales hablan de que el 49% de las motos que circulan por nuestras carreteras tienen una antigüedad de 16,4 años. De hecho, de acuerdo con el Informe sobre la siniestralidad de motocicletas en 2019 presentado por la DGT, el 53% de los accidentes de motocicletas con fallecidos se registraron en motos con más de 10 años.

Al parque envejecido se suma otro factor preocupante, el absentismo en la en la ITV. Las motocicletas son los vehículos con mayor porcentaje de absentismo en la ITV. Datos previos a la pandemia daban cuenta de que el 42,5% de las motos circulaba con la inspección técnica caducada; una cifra que ha aumentado en la actualidad con una estimación, pendiente de datos oficiales, de un 54%. Y si se trata de ciclomotores, la cifra alcanza el 58,4%.

El alumbrado lidera los defectos

Las cifras presentadas en la rueda de prensa mostraron que, en el caso de las motocicletas, los sistemas en los que más defectos se detectan en la ITV y que requieren su comprobación nuevamente antes de su puesta en circulación son: el alumbrado y la señalización, en un 35,7%; el acondicionamiento exterior, carrocería y chasis, en un 18,5%; y las emisiones contaminantes, en un 12,3%.

Por su parte, en ciclomotores, el mayor porcentaje de defectos graves y muy graves detectados en ITV se da en alumbrado y señalización, llegando al 27,2%, seguido de acondicionamiento exterior, carrocería y chasis, en un 17,4% y el capítulo de frenos en un 10,5%.

Un dato muy positivo: el 97% de las motocicletas supera la ITV

A pesar de que el parque está envejecido, lo cierto es que la actividad de la ITV también arroja datos muy positivos, el que más es el hecho de que el 97% de las motocicletas supera la ITV.

Respecto al número de motocicletas que son rechazadas en la primera inspección es un 22%, si bien en la segunda inspección este dato se reduce hasta un 1,3%.

La relevancia y los beneficios de la ITV para la sociedad ha sido acreditada por la Universidad Carlos III de Madrid, en su informe sobre “Contribución de la ITV a la Seguridad Vial y al Medio Ambiente”, en el que determina que las ITV evitan al año 539 víctimas mortales, cerca de 12.100 heridos de distinta consideración y al menos 17.700 accidentes de tráfico. Y, si el total de los vehículos que no acuden a las inspecciones obligatorias lo hubieran hecho, podrían haberse evitado al menos 8.800 accidentes, más de 7.000 heridos y 161 muertes adicionales.

También te puede interesar: