2013, año clave para la moto eléctrica

Comentarios
0

mius_src_1Barcelona será en 2013 la capital mundial del vehículo eléctrico. El Congreso EVS (Electric Vehícle Symposium), el más importante que se celebra cada año y medio, reunirá en la Ciudad Condal

en noviembre del próximo para exponer los últimos avances y debatir no sólo las nuevas tecnologías sino las fórmulas que permitirán la implantación masiva de este tipo de vehículos en un próximo futuro.

Barcelona es uno de los grandes referentes para este tipo de vehículos. La gran cantidad de ciudadanos que han elegido la motocicleta como herramienta preferente para sus desplazamientos urbanos hace que la moto eléctrica pueda jugar un gran papel de futuro y a la vez se ejerza así el ‘efecto llamada’ para que otras ciudades, especialmente de la cuenca mediterránea, imiten esta elección.

Lo que hace 25 años era un foro científico ha ganado dimensión en la última década y se ha convertido en toda una referencia. Es un momento que debe ser aprovechado por el ayuntamiento y las empresas energéticas para propiciar el despegue comercial de este tipo de vehículos. Entre las actividades, un circuito de pruebas que estará a disposición de los ciudadanos.

Llega este congreso en un momento idóneo, cuando Rieju y Gas Gas han presentado sus motos eléctricas –aunque la segunda es una ‘trialera’- y existen otras iniciativas para potenciar este tipo de vehículos.

El hecho de que Nissan se haya decidido por Barcelona para producir su furgoneta NV200 eléctrica o el Renault Twizzy se produzca en Valladolid, o la existencia de Quimera, un gran cluster dedicado al vehículo eléctrico, puede ser una oportunidad para los fabricantes españoles de motos para subirse al tren. E incluso para aquellos pequeños fabricantes artesanales puedan iniciar una cierta expansión. Quién sabe si ello podría representar una salida para las instalaciones de la industria motociclista que han quedado libres en las cercanías de Barcelona ahora que algunas marcas han decidido levarse la producción a otros lares.