Benelli BN302 Euro 4: prueba

Comentarios
0

Cuando vimos por primera vez la Benelli BN302 sabíamos que algo bueno se estaba cociendo en esta prueba y que esta “pequeñuela” de media cilindrada albergaba en su compacto cuerpo más de una sorpresa y, francamente, tras los primeros metros pudicmos constatar que no nos equibocábamos.

Transmite una notable sensación de seguridad pese a sus compactas dimensiones y lo estilizado de sus formas, cualidades que además la hacen fácilmente manejable en todo tipo de situaciones, especialmente por la libertade de movimientos que ofrece el asiento, al tiempo que presenta un mullido confortable en su justa medida. No es una moto para grandes rutas, pero tampoco resultaría un castigo si osamos aventurarnos a ello.

El motor es fiable, con una mecánica no demasiado compleja y cumpliendo con los márgenes de consumos y emisiones establecidos en el marco de la normativa Euro 4, se presenta como una opción de movilidad urbana y extraurbana cuyo coste de mantenimiento es realmente bajo, igual que el consumo de combustible, que con su depósito de 16 l ofrece una autonomía de más de 300km, lo que deja el consumo por debajo de los 4l/100Km.

Su capacidad de frenada es inversamente proporcional a la de aceleración, siendo esta última bastante perezosa en régimen bajo aunque en la zona media y alta del cuentavueltas demuestra toda su capacidad, que no es poca con sus 38cv. Tanto es así, que sabiendo que teníamos un motor más consistente de lo que cabe esperar en este tipo de motos y un sistema de frenos tenaz, dosificable y con ABS de origen, nos atrevimos a sacarla de su zona de confort y hacerla rodar unas vueltas por el circuito de Calafat, aprovechando la cortesía de los amigos de Todos A Rodar, que ese día organizaban allí una jornada de tandas y tuvieron la amabilidad de facilitarnos el acceso a pista y a su monitor, Carlos García Cabot, quien nos dió su opinión sobre la BN302.

Empleando sus propias palabras, nos describió la moto como “un aparato interesante” y continuó: “me lo he pasado muy bien con ella, este trazado es mucho más técnico de lo que la gente lo considera y la moto ha respondido bien. Claro, le falta motor, como es evidente, y las suspensiones son muy blandas para este uso, pero es que tampoco está pensada para ello. Es normal que tenga alguna carencia pero ¡oye! ¡hace faena para estar fuera de su terreno de juego!

Me he sentido muy cómodo además, la posición de conducción es buena, ni muy picado ni muy recto, y el asiento te deja mover muy bien. Esta moto con 20cv más sería un bombazo en ventas, ¡en serio!. Estéticamente es bonita, con ese chasis visto pintado de rojo recuerda a la ducati monster y el amortiguador en el lateral a la Kawa ER6n. Para los que se sacan el A2 es un juguetito curioso. Lo único el precio, que por poco más tienes alguna “japo” que también es A2 y bastante más potente, y ya sabes como es la gente también, que al final se tiran a lo más conocido o a lo que tienen sus colegas”.

Sin duda unas frases que cuadraban bastante bien con nuestras propias sensaciones y que también sin duda son, tanto para unos como a otros, palabras sobre las que reflexionar.

COMENTARIOS
0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*